Publicidad
Publicidad
Armani en tonos crudos y un Fendi relajado en la pasarela masculina de Milán

Ejerciendo de gran maestro de la moda italiana, Giorgio Armani dejó su huella este lunes en la pasarela masculina de Milán (norte de Italia) con un desfile clásico y elegante como él sabe hacer, seguido por un Fendi para quien todos los días son viernes.

Para cerrar esta semana de moda masculina, reducida a un largo fin de semana de tres días, Armani propuso un guardarropa estival en gradaciones de crudo, ese gris perla suavizado con una gota de beis que él mismo inventó en los años 1980. El término crudo no tiene sin embargo nada que ver con una mezcla de gris y beis, sino que proviene de la expresión italiana "seta greggia", que significa "seda cruda".

Armani en tonos crudos y un Fendi relajado en la pasarela masculina de Milán

Este color único se ha ido imponiendo poco a poco en las colecciones de Armani, y después en las líneas de accesorios o de maquillaje de la marca. Para la primavera-verano 2018, el veterano diseñador italiano propone sus emblemáticas chaquetas, entalladas o rectas, que se llevan sobre una camisa de cuello coreano y con pantalones de lino ajustados al tobillo. Es también el color elegido para sus abrigos ligeros y cruzados o para chaquetones cortos con bolsillos exteriores. Las chaquetas se llevan también directamente sobre la piel, sin camisa, asociadas a bermudas y mocasines abiertos en su parte posterior, como si fueran chanclas.

Tejidos estampados con rayas, Príncipe de Gales o pata de gallo, componen este guardarropa "made in Armani" que se completa con elegantes modelos de bombers y parkas de seda. Más clásicos, los trajes azul marino o de un blanco resplandeciente que cerraron el desfile dejaron flotando en el teatro Armani un aire fresco de vacaciones, acentuado por los bolsos y capazos de viaje. Por su parte, la marca romana Fendi se inspiró de la tradición estadounidense del "friday wear", por la cual el hombre se viste de forma más relajada las vísperas de fin de semana.

Para su nueva colección primavera-verano, la estilista Silvia Venturini diseñó una línea elegante y relajada para los hombres que van a la oficina. Monos de pantalón largo o corto, o camisas de seda para llevar con un short, junto a camisetas de tirantes y pantalones de pinzas de estilo retro, a veces con tirantes, para que todos los días sean "Fendi friday".

Al inicio de esta última jornada, la joven firma italiana GCDS, acrónimo de "God Can't Destroy Streetwear" (Dios no puede destruir la ropa callejera) hizo su debut en las pasarelas con una colección mixta muy marítima. Todo bajo la mirada atenta de la estrella mundial de las blogueras de moda, la italiana Chiara Ferragni.

Para los hombres, el diseñador Giuliano Calza (que fundó la marca en 2015 junto a su hermano Giordano) imaginó sudaderas con capucha, camisetas en T, bombers, bermudas y también chanclas, pero que se llevan con calcetines. (AFP)

Fotos: Catwalkpictures

Armani en tonos crudos y un Fendi relajado en la pasarela masculina de Milán FashionUnited se centrará en la temporada de desfiles de moda masculina durante el mes de Junio. Para más reportajes sobre la moda masculina, haga clic aquí.