Tensiones mediterraneas en el mundo del denim

La fabricación de los tejanos, la prenda más llevada del planeta, se encuentra en medio de tensiones internacionales. Una vuelta por la feria Denim by Première Vision, que ha tenido lugar en Paris los 23 y 24 de mayo, nos da un panorama de

la situación actual.

TodosTensiones mediterraneas en el mundo del denim los fabricantes de jeans del mundo estaban presentes para encontrarse con sus proveedores, seleccionados minuciosamente, desde Italia, Turquía, la zona Euromed, China, India y Pakistán.

Este año los turcos eran los primeros expositores y generan envidia. En el grupo Alliance, una fabrica de confección de Casablanca (Marruecos) que emplea 700 personas y produce 1,2 millones de pantalones jeans por año, su director Frank Zagury se harta del « laxismo de la comunidad europea acerca de Estambul ».

« La UE cierra los ojos al hecho de que Turquía (que beneficia de un estatuto de país asociado a Europa desde 1963) importe desde Pakistán y China tejidos que revende mas caros en Marruecos », subraya. Lo que, añade, penaliza a los fabricantes de tejanos en Marruecos y en Túnez.

En Marruecos, la mayoría de los expositores evalúan el precio de fabricación de unos tejanos (con el tejido, el hilo y la mano de obra) entre 7 euros para las grandes cadenas de distribución, como Zara y 16 euros para los de alta gama. Todo depende del número de lavados, que aumenta la factura.

Los turcos aprovechan las « reglas que existen » asegura la empresa Isko, unos de los más grandes fabricantes del mundo. El Estado turco aporta ayuda a su industria textil, gracias a ayudas provenientes de iniciativas ligadas al empleo y a la exportación.

En la feria, Xu Weidong, el director de Metersbonwe, a la cabeza de una red de 4.000 tiendas implantadas en China, pide cada año 20 millones de pantalones.

« Con el alza de los sueldos de los obreros en la confección, hemos modificado un poco la geografía de nuestros proveedores, trabajando a 50/50 entre al Sur y el centro de China », dice.

Para su nueva marca, la más chic, ha llamado a fabricantes italianos y para la gama mas baja, otros de Bangladesh. El resto, que representa el 90 por ciento de sus colecciones, sigue siendo « Made in China ».

«La gente no se viste igual en el Norte y en el Sur en China, depende de la temperatura. De Este a Oeste, es una cuestión de moda. Hay que contar 3 años para que las colecciones de moda vendidas en la costa lleguen al interior para que la gente del centro de China las puedan llevar », explica enseñando su pantalón destinado a la « clientela de Shanghái ».

Y que pasa con Europa? « Después de muchos años positivos », explica Philippe Pasquet, presidente del directorio de Première Vision, « el tejano en Europa esta a la imagen de la economía general. Francia no se porta muy bien. Es peor en Italia, España y Gran Bretaña. El mercado se porta bien solo en Alemania », comenta. No hay excepción en este sector.
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO