• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Adidas hunde beneficios y cifra en más de 100 millones sus pérdidas en Rusia

Adidas hunde beneficios y cifra en más de 100 millones sus pérdidas en Rusia

Por Jaime Martinez

4 de ago de 2022

Empresas

Photo Credits: Modelo Gazelle de la colección colaborativa entre Adidas X Gucci. Adidas, fotografía de cortesía.

Escasamente poco más de una semana después de lanzar un “profit warning” sobre sus perspectivas para este actual ejercicio fiscal de 2022, advertencia que lanzaba como respuesta a la ralentización de la recuperación de su negocio en China y a las crecientes alarmas sobre una posible desaceleración económica a escala global, la multinacional de la moda deportiva Adidas a caba de presentar sus cuentas relativas a su segundo trimestre de ejercicio. Periodo de tres meses finalizado el pasado 30 de junio de 2022, que, en línea con lo ya adelantado por la propia compañía, ha completado con un aumento de sus ventas, y con una destacada contracción de sus beneficios.

A este respecto, y en mayor detalle, desde Adidas informan de un segundo trimestre del año durante el que llegaron a generar unas ventas netas por valor de 5.596 millones de euros. Cantidad un +10,22 por ciento superior a los 5.077 millones de euros registrados durante el mismo periodo de 2021; así como un +66,95 por ciento más que frente a los 3.352 millones de 2020, y un +1,58 por ciento por encima de los 5.509 millones de 2019, el último ejercicio que llegó a completarse al margen de los efectos de la pandemia.

Contrariamente a la tendencia hacia el crecimiento que se mantiene en su línea de facturación, en términos de rentabilidad, y como consecuencia directa de ese aumento generalizado de los costes al que estamos asistiendo, Adidas ha cerrado este segundo trimestre con un beneficio neto de 309 millones de euros. Una cifra que supone una caída del -24 por ciento frente a los 407 millones de beneficios recogidos durante el mismo periodo del pasado 2021; así como un valor muy distante ya esos sí de las pérdidas por valor de -317 millones en las que incurría durante el complicado periodo de 2020. Siendo igualmente una cantidad que sigue manteniéndose alejada, un -41,92 por ciento por detrás, del beneficio neto de 532 millones con el que lograba firmar el mismo segundo trimestre de su ejercicio de 2019.

“Nuestros mercados occidentales continuaron mostrando un fuerte impulso en el segundo trimestre, en medio de una mayor incertidumbre macroeconómica”, se abría a explicar Kasper Rorsted, CEO de Adidas, a lo largo de unas declaraciones hechas públicas por la propia multinacional deportiva. “Con Asia-Pacífico volviendo al crecimiento, los mercados combinados que representan más del 85 por ciento de nuestro negocio crecieron a una tasa de dos dígitos”, impulsados por categorías clave como Fútbol, Running y Outdoor.

“Sin embargo”, añade Rorsted, “el entorno macroeconómico, particularmente en China, sigue siendo desafiante”. “La recuperación en este mercado es, debido a las continuas restricciones relacionadas con el Covid-19, más lenta de lo esperado”, añade en línea con lo ya adelantado por la propia compañía en el marco del lanzamiento de ese “profit warning” que se producía hace poco más de una semana. Un motivo de preocupación para el que, además advierte una vez más Rorsted, “debemos tener en cuenta una posible desaceleración” y contracción del “gasto de los consumidores en todos los demás mercados durante el resto del año”.

Pérdidas en ventas por valor de 100 millones de euros en Rusia

En este contexto, y mientras de manera paralela la compañía se enfocaba a seguir dinamizando su oferta y mejorar su posicionamiento frente a los ojos de los consumidores mediante asociaciones estratégicas como las firmadas con Gucci —cuyas primeras piezas salían a la venta precisamente durante este segundo trimestre— y con Balenciaga, Adidas ha logrado completar en tasas positivas un complejísimo segundo trimestre, lastrado tanto por esa ralentización destacadísima de sus operaciones en China, como por los efectos de la guerra que sigue teniendo lugar en Ucrania. Un conflicto bélico para el que adelantaba, a comienzos de marzo, un potencial impacto de 250 millones de euros para este 2022, de los que ya 100 se los habría comido este segundo trimestre de ejercicio.

Ofreciendo mayores detalles, por mercados, las ventas de Adidas durante este segundo trimestre del año ascendieron hasta los 2.079 millones de euros en la región de Emea (+8,85), su principal mercado por volumen de negocio; seguida en mayor volumen por la región de Norteamérica y sus ventas por 1.706 millones de euros (+36,5); de China, donde las ventas se contrajeron hasta los 719 millones (-28,32); de la región de Asia-Pacífico y sus ventas de 550 millones (+3,19); y de Latinoamérica con unas ventas por 514 millones (+47,7).

En línea con lo adelantado por Rorsted, Adidas “continuó experimentado un fuerte impulso en los mercados occidentales”, detallan desde la multinacional deportiva. “Este crecimiento se logró a pesar de los continuos desafíos, tanto en la oferta como en la demanda”, mientras que además “la decisión de la empresa de suspender sus operaciones en Rusia redujo los ingresos en más de 100 millones de euros durante el trimestre”. Y todo ello, mientras “los continuos bloqueos relacionados con el Covid-19 en la Gran China también influyeron en el desarrollo de los niveles del segundo trimestre”.

También te puede interesar:
ADIDAS
GUERRA
MODA DEPORTIVA
RESULTADOS FINANCIEROS
RUSIA
SEGUNDO TRIMESTRE
UCRANIA