• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Competencia ordena a JD Sports la venta de Footasylum

Competencia ordena a JD Sports la venta de Footasylum

Por Jaime Martinez

5 de nov de 2021

Empresas

Photo Credits: Footasylum, página oficial de Facebook.

Siguiendo con las informaciones adelantadas por FashionUnited a comienzos del pasado mes de septiembre, ayer la multinacional británica JD Sports, compañía especializada en el ámbito de la moda urbana y deportiva como matriz de cadenas tan conocidas como JD, Sprinter, DTLR Villa o Sport Zone, anunciaba haber recibido la prohibición definitiva para la compra de la cadena de establecimientos deportivos Footasylum de parte de la Autoridad de la Competencia y de los Mercados del Gobierno Británico (CMA).

Con esta última decisión, hacia la que JD Sports y su equipo directo se han mostrado abiertamente contrarios, y que los asesores de la multinacional se encuentran analizando de cara a iniciar alguna posible respuesta con la que revertir sus efectos, Competencia ha cerrado por última vez la puerta a que JD Sports lleve a cabo la compra de Footasylum. Una operación que se cerraba a finales del pasado mayo de 2019 a cambio de una cifra por valor de unos 90,1 millones de libras, y que de esta forma queda anulada, prohibiéndose el que JD Sports lleve a cabo cualquier clase de inversión y de compra de Footasylum, y todo ello a pesar de que, destacan desde la multinacional británica, en su último informe la CMA coincide con sus valoraciones de que la compra no llegaría a suponer una contracción de la oferta para los consumidores en el mercado británico.

“La CMA concluye acertadamente que, tras la adquisición de Footasylum, JD no contaría con ningún incentivo para subir precios o empeorar su oferta, ya que sus competidores más importantes son las operaciones de DTC (ventas directas al consumidor) que realizan las propias marcas internacionales”, entraba a explicar Peter Cowgill, presidente ejecutivo de JD Sports, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia multinacional británica. “No obstante”, añade Cowgill, “la CMA ha concluido de algún modo que la amenaza competitiva de las DTC no se extenderían a Footasylum, y que JD contaría con alguna clase de incentivo para llevar a cabo un empeoramiento de la oferta de Footasylum, en detrimento tanto de los consumidores como de los proveedores”, algo que “nos lleva a pensar que la CMA es la única capaz de llegar a esta conclusión”.

“La decisión adoptada por la CMA hoy sigue resultando inexplicable para cualquiera que comprenda la diferencia que ha supuesto la pandemia para el comercio minorista del Reino Unido, y que conozca cómo funcionan realmente la competencia y las cadenas de suministros en nuestros mercados”, concluye Cowgill. Resultado además “profundamente preocupante en un momento en el que las principales calles comerciales del Reino Unido ya han sufrido graves daños, y se muestran vulnerables a nuevos cierres”.

Photo Credits: Footasylum, página oficial.

Garantizar la competencia en beneficio de los consumidores

Por parte del organismo de la Competencia del Gobierno Británico, aseveran que la decisión se sustenta sobre un último informe en el que, aseguran, la CMA ha descubierto que la adquisición de Footasylum por parte de JD podría conducir a una reducción sustancial de la competencia y a una disminución de las opciones de compra para los clientes de Footasylum. Todo ello después de comprobar que es JD la principal alternativa de los clientes de Footasylum, lo que las mantendría como principales compañías rivales. Unas circunstancias que desde la CMA valoran que se mantendrán incluso después de haber tenido en cuenta el continuo crecimiento de las compras online, incluidas las de los portales oficiales de marcas como Nike y Adidas.

Para sostener estas estimaciones, desde la CMA se apoyan en los resultados de unas investigaciones según las cuales, entre otros resultados, el cincuenta por ciento de los cliente online encuestados aseguraron que comprarían en JD Sports en el caso de no poder comprar prendas en Footasylum. Mientras que otro porcentaje, en este caso del 43 por ciento, realizaría el cambio en cuestiones que atañen a la categoría de calzado. Unos porcentajes que, aseguran desde la CMA, son “sustancialmente más elevados” que con respecto a cualquier otra compañía o portal minorista, y que se habrían repetido en términos similares en otra encuesta, en este caso dirigida a clientes del canal físico.

“La fusión significaría que Footasylum ya no supondría una competencia para JD Sports, por lo que los clientes terminarían por tener menos opciones entre las que escoger, y podrían terminar por tener que enfrentarse a unas gamas de precios más altos, a menos descuentos y a una menor oferta de opciones de productos en tienda”, sentencian desde la CMA.

“El Reino Unido cuenta con un próspero mercado de moda deportiva, y la decisión de hoy refleja nuestro compromiso por seguir manteniéndolo así”, entraba a explicar por su parte Kip Meek, presidente del equipo de trabajo responsable de la investigación llevada a cabo por la CMA. “Creemos firmemente que los compradores podrían sufrir si Footasylum dejara de tener que competir con JD Sports”, siendo “probable que paguen más por menos opciones, peores servicios y por una menor calidad”.

“Es posible que la pandemia haya alterado la forma en que compramos, pero las empresas innovadoras, impulsadas por una competencia sana, estarán a la altura del desafío y atenderán con éxito los gustos y hábitos cambiantes”, añade Meek. En este sentido, “las muestras que hemos analizado evidencian que JD Sports y Footasylum se están adaptando bien a las nuevas condiciones del mercado y que seguirían siendo rentables sin que la fusión se lleve a cabo”. “Como separadas, y entidades rivales, ambas empresas pueden seguir compitiendo por los consumidores tanto en el terreno online como a medida en la que vayan regresando al canal físico”.

Adquisiciones
FINANZAS
Footasylum
JD Sports
Polémica
REINO UNIDO