• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Con algunas limitaciones, la producción de indumentaria se recupera de a poco

Con algunas limitaciones, la producción de indumentaria se recupera de a poco

Por Cynthia Ijelman

20 de jul. de 2021

Empresas

Foto: Cottonbro para Pexels.com

Buenos Aires: La industria de la confección de ropa de Argentina está empezando a normalizar su nivel de actividad, con algunas limitaciones por protocolo sanitario, tras un año y medio de impacto por la pandemia de Covid-19 que además obligó a interrumpir la actividad en el segundo trimestre de 2020, según datos de un informe dado a conocer por la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI).

A pesar de las mejoras en las cifras de producción, tras la baja en las ventas de indumentaria, el sector todavía está fabricando un 20 por ciento menos que en el mismo período de (mayo) 2019 (antes de la pandemia). Por lo que el crecimiento en el nivel de consumo del público es una condición necesaria para la recuperación de la industria de moda.

“La fabricación fue recuperando el terreno perdido, aunque con importantes dificultades asociadas a la falta de capital de trabajo, a la dificultad para acceder a la materia prima, así como a la necesidad de cumplir con los protocolos sanitarios para evitar contagios en los lugares de trabajo. Dado que durante el segundo trimestre de 2020 gran parte de nuestras empresas no estuvieron habilitadas para trabajar (únicamente aquellas dedicadas a la confección de kits sanitarios), la comparación con mayo de ese año muestra un incremento en las cantidades fabricadas de 149,8 por ciento, según las últimas estadísticas del INDEC. En cambio, comparado con mayo de 2019, la producción muestra una disminución de 20,6 por ciento, explicada fundamentalmente por la caída en el tamaño del mercado” señala el informe.

Desde la CIAI indicaron que, en los próximos meses, con la campaña de vacunación en marcha se podrá ir dejando atrás los peores momentos de la pandemia para volver a una nueva normalidad. Sin embargo, afirmaron que “para permitir que la mayor cantidad de fábricas, talleres, marcas y comercios de indumentaria logren sobrevivir a esta crisis, resulta necesario extremar los esfuerzos desde la política pública para asistir a uno de los sectores más castigados de nuestra economía de los últimos años”.