Publicidad
Publicidad
Dogi se convierte en la primera textil que abandona Cataluña tras el 1-O

La textil Dogi se convierte en la primera empresa del sector de moda y textil en abandonar Cataluña tras desatarse una crisis institucional sin precedentes el pasado 1 de octubre.

Tras unos días en los que la tensión ha ido en aumento, Dogi International Fabrics anunció a última hora del pasado jueves que había iniciado los trámites para trasladar su domicilio social a Madrid, sumándose a otras empresas que han adoptado una decisión similar ante la crisis institucional que atraviesa Cataluña.

La empresa fundada por la familia Domènech comunicó por medio de un hecho relevante al regulador del mercado (CNMV), su decisión de transladar su sede social a Madrid. La decisión, según reza el comunicado, había sido adoptada en una reunión extraordinaria de su consejo de administración “con el fin de optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores”.

Dogi sigue el ejemplo de Banc Sabadell y saca su sede social de Cataluña

“Por la presente les informamos que, con el fin de optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores, el Consejo de Administración de la Sociedad se ha reunido hoy en sesión extraordinaria y ha acordado iniciar los trámites necesarios para trasladar el domicilio social de la Sociedad a Madrid", explica la empresa cotizada en su comunicación a la CNMV.

Cabe destacar que la textil tiene su principal fábrica en la localidad barcelonesa de El Masnou, donde cuenta con 163 empleados. La empresa presidida por Eduardo Navarro cuenta además con otra factoría en la ciudad de Greensboro, en Carolina del Norte (Estados Unidos) con 169 empleados.

Dogi registró pérdidas por valor de 192.000 euros en el primer semestre del 2017, con una facturación de 33,3 millones de euros. Las cifras indican un incremento del 61,3 por ciento respecto los 20,6 millones de euros facturados durante el ejercicio anterior. El beneficio bruto de explotación o ebitda se situó en los 1,76 millones de euros.

La compañía trabaja con un plan estratégico que tiene como objetivo final la creación de un grupo textil “relevante” con una facturación que supere los 200 millones de euros en el ejercicio del 2020, recuerda ´La Vanguardia´.

Se especializa en la fabricación de tejido elástico de alto valor añadido para los segmentos de gama alta de moda íntima, de baño y deportiva.

Imagen: Fábrica de El Masnou, Web Oficial de Dogi, España