Publicidad
Publicidad

J.Crew Group anunció el martes su nuevo plan estratégico, siendo uno de los factores clave del mismo un equipo de gestión reducido.

Así pues, la marca de moda estadounidense planea reducir su plantilla en 250 empleos, lo que afectará principalmente a los trabajadores de la sede de la compañía.

Según fuentes cercanas al asunto, se espera que esta medida ahorre a la empresa unos 30 millones de dólares. Por otro lado, la reducción de personal supondrá 10 millones de dólares en compensaciones y otros costes relacionados con los despidos durante el primer trimestre del año fiscal 2017.

Explicando el plan a los analistas, el presidente y CEO de J.Crew, Millard Drexler, calificó los cambios de "ajustes necesarios" para hacer que el negocio sea más eficiente, ofreciendo a los clientes velocidad a la hora de traer nuevas colecciones, mayor conveniencia y experiencias personalizadas.

El equipo directivo sufrirá también una profunda remodelación, con Michael J Nicholson, quien actualmente es presidente, COO y CFO de J.Crew Group, haciéndose también responsable de la marca J.Crew. Lisa Greenwald, ex vicepresidenta senior de merchandising de Madewell, será la nueva responsable de merchandising de J.Crew. Ademas, tal y como se anunció anteriormente, Somsack Sikhounmuong es el nuevo jefe de diseño de J.Crew. Por último Libby Wadle, ex presidenta de la marca J.Crew, ha sido nombrada presidenta de Madewell.