La filial australiana de Laura Ashley entra en concurso por segunda vez desde 2016

Nueva York - La filial australiana de la marca de moda británica Laura Ashley ha entrado en concurso de acreedores voluntario por segunda vez en apenas tres años. Cabe recordar que Laura Ashley entró en el mercado australiano en 1971 y que en su época de apogeo, llegó a tener más de 45 tiendas.

El grupo de ropa y muebles para el hogar, operado bajo licencia de la compañía Laura Ashley original en el Reino Unido, tiene 18 tiendas - tenía 38 en 2016 - y 100 empleados en Australia.

La empresa que rescató a Laura Ashley en 2016 no ha podido salvarla esta vez

Laura Ashley Australia cayó en manos de los administradores concursales por primera vez en enero de 2016 antes de ser reducida y vendida a un comprador privado seis meses después. La misma empresa ha dirigido el negocio desde entonces.

La firma especializada en reestructuración KordaMentha dijo el lunes que Craig Shepard y Leanne Chesser habían sido nombrados administradores de la empresa. "El negocio se ha visto afectado por los mismos factores que afectan a muchos otros minoristas de la moda: un entorno minorista tranquilo, el aumento de los costos fijos y la feroz competencia de los minoristas en línea", dijo Shepard en un comunicado corporativo citado por los medios australianos.

Los siguientes pasos para el grupo de moda son la convocatoria de expresiones de interés en la compra de las acciones y la licencia y una agresiva política de descuentos de cara al periodo festivo. “Los requisitos de capital para reactivar y hacer crecer el negocio se volvieron demasiado pesados a medida que las condiciones de venta al por menor se hicieron más difíciles", explicaron los administradores en el comunicado.

El colapso de Laura Ashley en Australia pone en riesgo alrededor de 18 establecimientos y unos cien puestos de trabajo en Australia.

Foto: Wen de laura Ashley en Australia

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO