• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • La italiana Aeffe (Alberta Ferretti) se hace con el 100 por cien de Moschino

La italiana Aeffe (Alberta Ferretti) se hace con el 100 por cien de Moschino

Por Jaime Martinez

29 de jul. de 2021

Empresas

Photo Credits: Moschino, colección Primavera/Verano 2022.

Madrid – La compañía italiana Aeffe, empresa especializada en el sector de la moda-lujo que cotiza en el índice “Star” de la Bolsa de Milán bajo las siglas “AEF”, así como matriz de un amplio portafolio de marcas de moda integrado por nombres tan conocidos como Alberta Ferretti —origen del Grupo—, Philosophy di Lorenzo Serafini o Pollini, ha anunciado la adquisición del 30 por ciento del capital de la compañía de modas italiana Moschino que se encontraba en manos del Grupo italiano Sinv. Operación que les permitirá tomar el control total de la empresa, al elevar su participación dentro de la misma hasta el 100 por cien de su capital social.

Según se han encargado de anunciar desde el propio Grupo italiano Aeffe, la operación se ha cerrado en los 66.571.000 euros, de los cuales unos primeros 30 millones de euros han sido ya abonados en el momento mismo de la transmisión de las acciones, mientras que los algo más de 36 millones y medio de euros pendientes deberán entregarse, a más tardar, antes del próximo 30 de noviembre de 2021. Unas cantidades a las que desde Aeffe harán frente mediante el uso de 12 millones de euros en efectivo, de unas líneas de crédito, ya concedidas, de 18 millones de euros, y con la apertura de nuevos préstamos, con vencimiento a medio y largo plazo, por valor de los algo más de 36 millones y medio que quedan pendientes por abonar.

Entre los demás detalles de la operación, cuyo precio de venta de las acciones ha venido determinado por un informe independiente realizado por la consultora Deloitte a fecha del pasado 22 de julio de 2021, encontramos la incorporación como parte del acuerdo de una cláusula denominada “antivergüenza”. Epígrafe mediante el que se garantiza el pago de una cantidad adicional a la parte vendedora, en el caso de que se produzca una transferencia de acciones de Moschino, dentro de los 24 meses siguientes a la operación, que implique un valor de los títulos superior al ahora acordado entre Aeffe y el Grupo Sinv en el marco de esta venta. Una operación de la que han participado, en calidad de asesores, los despachos Orsingher Ortu y Cla Consulting y Mediobanca, por parte de Aeffe; y el abogado Paolo Tanoni y el despacho legal Dla Piper por la de Sinv Group.

Photo Credits: Moschino, colección Primavera/Verano 2022.

Una operación que permitirá explotar el potencial de Moschino

La operación de lograr alcanzar el 100 por cien del capital de Moschino SpA, empresa propietaria de la marca de modas, por parte de Aeffe, se había venido situando desde hace ya un largo tiempo como una medida prioritaria dentro de las estrategias a medio y largo plazo del Grupo italiano. Compañía que logra de esta manera, aseguran, dar un nuevo impulso a la estrategia que han venido construyendo en torno a la firma, orientada a poder aprovechar todo su máximo potencial mediante, con vistas a la integración de sus colecciones de moda femenina dentro de los negocios de Aeffe, así como de la exploración de sinergias y colaboraciones con otras marcas y grupos empresariales.

“La operación que acabamos de concluir se ha considerado durante mucho tiempo como un paso importante dentro de nuestra estrategia de crecimiento a medio-largo plazo”, entra a detallar Massimo Ferretti, presidente ejecutivo de Aeffe, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia compañía italiana. “Con el control total sobre la marca Moschino”, añade Ferretti, “ahora estamos en las mejores condiciones para poder gestionar todas las actividades relacionadas con la cadena de valor de la marca, desde el producto a la calidad”, así como de generar unos mayores “efectos positivos” en otras áreas como las de “imagen, distribución y comunicación”.

Photo Credits: Moschino, colección Primavera/Verano 2022.

La firma más irreverente y provocadora de la industria de la moda

Fundada por el diseñador italiano Franco Moschino en 1983, las labores de producción y distribución de las distintas colecciones para hombre y mujer de la firma italiana siempre se fueron confiando, desde sus propios orígenes, y en virtud de un acuerdo de licencia, al Grupo Aeffe. Compañía que tras la prematura muerte del diseñador, a causa de Sida en 1994, se decidía a estrechar sus vínculos con la casa de modas mediante la adquisición, en 1999, del 70 por ciento de las acciones de la compañía. Momento en el que se daba inicio a un nuevo capítulo de extraordinarios réditos para ambas partes, cuyo culmen se encargaba de firmar el diseñador Jeremy Scott con su entrada en la dirección creativa de Moschino en 2013.

“Fue entonces”, apuntan desde Aeffe, “con el estadounidense Jeremy Scott al frente de la dirección creativa”, cuando “Moschino encontró al intérprete perfecto para las características distintivas y de éxito de la marca”, a su “ironía, diversión y provocación”. Elementos con los que se ha venido encargando de jugar el diseñador estadounidense, haciendo uso de “un lenguaje comprensible para las nuevas generaciones”, y especialmente de las procedentes de todos esos “mercados asiáticos que están impulsando a día de hoy el crecimiento” de la firma.

En términos económicos, durante su último ejercicio de 2020 la compañía Moschino, propietaria de la firma, llegó a generar unos ingresos totales por valor de 63,2 millones de euros, cerrando con un capital total por valor de 109 millones de euros. Mientras que por otro, la marca Moschino, a nivel de las líneas de negocio gestionadas a través del Grupo Aeffe, durante el mismo periodo llegó a registrar unos ingresos por valor de 215,4 millones de euros. Dejando como resultado, sobre los negocios de Moschino controlados por Aeffe, un promedio de ventas durante estos últimos 5 años de 229,4 millones de euros.