• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Los Della Valle lanzan una OPA por el 100 por cien de Tod’s

Los Della Valle lanzan una OPA por el 100 por cien de Tod’s

Por Jaime Martinez

5 de ago de 2022

Empresas

Photo Credits: Tod’s, página oficial.

Después de promover su salida a bolsa como empresa cotizada a finales del año 2000, marcando un camino por el que le seguirían otras destacadas casas italianas como Prada, los hermanos Della Valle, principales accionistas mayoritarios de Tod’s, han anunciado el lanzamiento de una OPA por el 100 por cien de su capital. Una operación con la que persiguen sacar la compañía del parqué de la Bolsa de Milán y de su índice Euronext Milan, para, y ya nuevamente como empresa plenamente de capital privado, impulsar el relanzamiento de la célebre casa italiana, con el inestimable apoyo del holding internacional francés, y multinacional líder dentro del sector del lujo, la compañía LVMH.

Tras la serie de rumores que empezaban a tomar fuerza a comienzos de esta misma semana, era en el día de ayer cuando desde la propia dirección de Tod’s daban a conocer el anuncio de la presentación de una oferta pública de adquisición (OPA) lanzada contra su capital este pasado miércoles, 3 de agosto de 2022, por la compañía DeVa Finance. Una empresa de nueva creación, constituida en Italia a fecha del pasado 28 de julio de 2022, controlada en su totalidad por los hermanos Della Valle, con Diego Della Valle controlando indirectamente la empresa desde su condición como propietario del 56,40 por ciento de su capital, y con Andrea Della Valle como propietario del 43,60 por ciento restante de esta nueva sociedad, creada con el único propósito de hacerse con el porcentaje de Tod’s en manos de los inversores. Unos accionistas a los que ahora los Della Valle proponen recomprar sus títulos a un precio de 40 euros por acción.

Esta cifra es precisamente el mismo importe que se contempló para la salida a bolsa de Tod’s en el año 2000, mostrándose ahora como una cantidad que se mantenía un +21,14 por ciento por encima de los 33,02 euros por título a los que cotizaban las acciones de Tod’s en la bolsa de Milán en el momento en el que se presentó la oferta de compra el miércoles. Siendo este un valor que, una vez hecha pública, ha terminado ligeramente ya superándose en el parqué, con unas acciones de la multinacional italiana que se revalorizaban en una única sesión un +22,71 por ciento, para situarse actualmente en los 40,52 euros por título. Un +1,3 por ciento más y por encima del valor de compra marcado por los Della Valle para retomar, junto con LVMH, el control sobre el 100 por cien del capital de la empresa italiana.

OPA o fusión: las únicas dos alternativas para los accionistas de Tod’s

Integrado a día de hoy tanto por la casa de moda, calzados y complementos Tod’s, principal valor de su portafolio y responsable de seguir dando nombre a la multinacional italiana, así como por las firmas especializadas Roger Vivier, Hogan y Fay, los orígenes del Grupo Tod’s se retrotraen hasta el año 1920 de su fundación por parte de Filippo Della Valle. Abuelo de los hermanos Diego y Andrea Della Valle, miembros de una familia Della Valle que sigue manteniéndose así como la accionistas mayoritaria de la compañía, y quienes se encuentran como están decididos ahora a tratar de impulsar el relanzamiento del Grupo y de las distintas marcas que lo integran. Un objetivo, explican los Della Valle, que necesariamente debe mantener su guía de ejecución sobre el medio y largo plazo, en una acción que se encuentra reñida con la generación de resultados a corto plazo a la que obligan las presiones que recibe el Grupo como compañía cotizada.

En ese contexto, justifican la pareja de hermanos a través del anuncio de OPA emitido a través de la compañía DeVa Finance, se han decidido a poner en marcha esta operación con el objetivo de “aumentar el valor de las marcas individuales del Grupo” y “darles una fuerte visibilidad individual y autonomía operativa”. Unas acciones de relanzamiento dirigidas a fortalecer y a impulsar su reposicionamiento dentro del sector del lujo, para las que, como bien adelantábamos, consideran que “estos objetivos a medio y largo plazo se persiguen con menor facilidad manteniendo la condición de sociedad cotizada”, debido a “las limitaciones derivadas de la necesidad de alcanzar resultados que en todo momento están sujetos al escrutinio a corto plazo” que marcan los mercados y la obligatoriedad de dar buena cuenta de los resultados de la compañía. Un conjunto de razones que son las que, señalan, son las que les han llevado a embarcarse en este nuevo proyecto.

Con el objetivo así pues de retirar la compañía y sus títulos de la cotización de la Bolsa de Milán, con el anuncio de la OPA los Della Valle defienden que quieren dar al resto de los accionistas una oportunidad para liquidar sus inversiones en Tod’s en unas condiciones más favorables que las que actualmente, en ese momento, ofrecía el mercado. Dejando como condición el que como resultado el grupo de inversores que actúan de manera concertada de la operación, debe quedar guardando bajo su control, después de la OPA, una participación superior al 90 por ciento del capital del Grupo Tod’s. Un porcentaje que en el caso de no alcanzarse, advierten, no impediría el que los Della Valle hicieran valer su condición como accionistas mayoritarios para, en busca de ese mismo objetivo por tratar de excluir a la compañía de los mercados cotizados, impulsar su retirada de la Bolsa a través de un procedimiento de fusión del Grupo con la compañía DeVa Finance. Un extremo que se completaría, de un lado, con la venta de las acciones por parte de todos aquellos accionistas que votaran a favor de la fusión, y de otra, mediante el canje de los títulos de aquellos que votaran en contra por acciones de la nueva compañía resultante —no cotizada— que se terminase constituyendo tras la aprobación de la fusión.

Con el respaldo de LVMH

Para garantizar el que ya no solamente la operación pueda salir adelante, sino el que esta se realice sin las presiones que podrían llegar a generarse en el caso de que una multinacional de la talla de LVMH se decidiera a pugnar por el control de la multinacional italiana, y estableciendo igualmente las bases de lo que se vislumbra como un acuerdo cerrado para que el holding internacional francés pueda seguir participando del futuro del Grupo Italiano, los Della Valle han logrado cerrar una asociación estratégica con Delphine. Una subsidiaria propiedad en su totalidad de LVMH, y compañía a través de la que el holding internacional francés posee actualmente el 10 por ciento del capital social del Grupo Tod’s.

En virtud de lo firmado, entre otros términos, se ha acordado que Delphine se compromete a no ceder, transferir o enajenar hasta que se complete el periodo establecido para la OPA sus títulos, ni tampoco a participar ni presentarse a una Oferta lanzada por los Della Valle para excluir de cotización a las acciones del Grupo Tod’s, frente a la que adquiere de igual modo calidad de parte interesada que participa de manera concertada con la compañía DeVa Finance y con los hermanos Della Valle.

De este modo, se blinda el actual 10 por ciento del capital social del Grupo Tod’s en manos de la familia Arnault, a través de Delphine, en una condición de accionista mayoritario de referencia que solamente se ve superada por la ejercida por los hermanos Della Valle. Quienes por su parte controlan la mayoría de las participaciones de la multinacional italiana, con Andrea Della Valle siendo titular a título personal del 0,81 por ciento de su capital, y con Diego Dalle Valle poseyendo acciones por otro 0,76 por ciento. Unas representaciones a las que hay que sumar el 12,59 por ciento que de manera indirecta igualmente Diego Della Valle maneja a través de la sociedad Diego Della Valle, así como el 50,29 por ciento que controla a través de la sociedad DI.VI. Dejando así en suma y como resultado a los participantes de la operación, ejerciendo un control sobre una participación mayoritaria y representativa que asciende hasta el 74,45 por ciento del capital social de la compañía italiana, y al 84,48 por ciento de los derechos a voto, con el 25,55 por ciento restante del capital en manos de inversores privados, y siendo este el porcentaje que se está buscando adquirir con el lanzamiento de esta OPA. Oferta por la que la compañía termina valorándose, por parte de los Della Valle, en unos 1.320 millones de euros.

También te puede interesar:
Adquisiciones
DIEGO DELLA VALLE
FINANZAS
LVMH
MODA LUJO
OPA
Tod’s