• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Nueva multa a Amazon en Francia por cláusulas abusivas

Nueva multa a Amazon en Francia por cláusulas abusivas

Por Jaime Martinez

8 de dic de 2022

Empresas

Photo Credits: Lineal de tramitación de pedidos en un centro logístico de Amazon. Amazon, fotografía de archivo.

La multinacional estadounidense y compañía líder, a escala global, de las compras online Amazon, acaba de ser sancionada por parte de la Dirección General de la Competencia, el Consumo y la Prevención del Fraude (DGCCRF), órgano dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas del gobierno francés, al pago de una multa coercitiva de 3,3 millones de euros. Sanción administrativa que se la ha terminado imponiendo a raíz de las condiciones abusivas a las que la multinacional había estado sometiendo a los vendedores que hacen uso de su plataforma como vía para la comercialización de sus productos.

Según han entrado a detallar este mismo miércoles desde la DGCCRF, durante el año 2020 el órgano administrativo puso en marcha una nueva investigación sobre las condiciones contractuales que Amazon estaba imponiendo a sus relaciones comerciales con terceros vendedores, fruto de la cual se llegó a la constatación de la existencia de una serie de irregularidades en cuanto al equilibrio justo de la relación comercial, en base a la normativa “Platform to Business” aprobada por el Parlamento Europeo el 20 de junnio de 2019. Reglamento que aborda y promueve la equidad y la transparencia para los usuarios profesionales de servicios de intermediación online, y cuyos términos habría encontrado por entonces la DGCCRF se encontraba violentando Amazon, en un grado que no obstante no han entrado a detallar.

A raíz de la información recabada en el marco de dicha investigación, los servicios de la DGCCRF decidieron aplicar, por primera vez, la nueva facultad que les brinda el Código de Comercio francés, para la imposición de medidas cautelares. Una herramienta que, explican, les permite imponer sanciones disuasorias que pueden alcanzar hasta el 1 por ciento de la facturación global de una empresa, en función en cualquier caso de la gravedad de la infracción. Medida que en el caso que nos ocupa se limitó a la imposición de una multa de 90.000 euros diarios por cada día de retraso en el que Amazon dilatase la corrección de las condiciones contractuales de sus vendedores. Una orden que desde la DGCCRF trasladaron a la dirección de la multinacional del e-commerce a fecha del 20 de diciembre de 2021, concediéndole como periodo de gracia hasta el 22 de marzo de 2022 para que Amazon diese cumplimiento a su mandato. Una aplicación de sus directrices que la compañía no llegó a realizar hasta el 28 de abril de 2022, periodo de dilación sobre el que se sostiene la cuantía de los 3,33 millones de euros que ha terminado imponiendo la DGCCRF a Amazon en concepto de multa coercitiva. Sanción que por otro lado, y según se han encargado de adelantar desde la propia Amazon al medio económico Cinco Días, la multinacional del e-commerce tendría intención de recurrir ante los tribunales franceses.

Photo Credits: Lineal de tramitación de pedidos en un centro logístico de Amazon. Amazon, fotografía de archivo.

Con una condena previa por cláusulas abusivas

Esta sanción por parte del Ministerio de Economía y Finanzas del Gobierno francés viene a sumarse a la multa de 4 millones de euros a la que Amazon tuvo que hacer finalmente frente tras ser condenada por el Tribunal de comercio de París el pasado 2 de septiembre de 2019, en un caso frente a la justicia en el país galo que fue igualmente promovido por el Ministerio de Economía, y sobre la misma causa: la presencia de distintas cláusulas abusivas y “desequilibradas” en los contratos que Amazon imponía a las empresas que utilizaban su marketplace online para la comercialización de sus productos.

Además de al pago de la multa, también se imponía a la compañía la obligatoriedad de modificar en el plazo máximo de 6 meses varias de las cláusulas de sus contratos, cuya eliminación y/o modificación debía servir para reequilibrar las relaciones comerciales entre Amazon y sus vendedores, principalmente pequeñas y medianas empresas. Siendo este un procedimiento que se encargaba de iniciar en 2017 Bruno Le Maire, ministro de Economía y Finanzas del Gobierno francés desde 2017, sobre la base de una investigación abierta por la DGCCRF realizada entre los años 2016 y 2017.

Photo Credits: Avión para la envío de pedidos Amazon Prime Air de Amazon. Amazon, fotografía de archivo.

Próximo acuerdo con la Comisión Europea

Además de estas causas, todas ellas ya resueltas, en suelo francés, Amazon se encuentra lidiando actualmente a nivel europeo con distintas investigaciones por prácticas de monopolio y contra la libre competencia, así como con la próxima aplicación, a partir del 2 de mayo de 2023, de la nueva Ley de Mercados Digitales (DMA), aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo de Europa a propuesta de la Comisión Europea el pasado marzo de 2022, y ya en vigor desde el 1 de noviembre de este 2022. Dos frentes a los que estaría a punto de poner punto y final, gracias al nuevo acuerdo al que Amazon habría llegado con la Comisión Europea y con los reguladores antimonopolio de UE.

En base a lo recogido en los términos de este nuevo acuerdo, que según se encargaban de adelantar a comienzos de esta misma semana desde el Financial Times la Comisión Europea planearía anunciar en una fecha próxima a la del próximo 20 de diciembre, Amazon se habría comprometido a realizar una serie de sustanciales cambios sobre la operatividad de su marketplace, que permanecerían en vigor por un periodo de 5 años. Incluyéndose entre las medidas el compromiso de Amazon para permitir que los vendedores que usan su esquema Prime puedan elegir cualquier compañía logística y negociar directamente los términos de los envíos, en lugar de verse obligados a hacer uso de los servicios logísticos de Amazon. Acción a la que se sumará el compromiso por aumentar la visibilidad de productos rivales a los de Amazon en el “Buy Box” del marketplace, desde donde se generan la gran mayoría de las compras que se tramitan desde la plataforma, y espacio que venía copando Amazon con sus propios artículos. Habiéndose incluido igualmente dentro de los términos del acuerdo, según las mismas fuentes, la creación por parte de Amazon de una oferta de productos destacada, pero alternativa, dirigida a aquellos compradores que valoren menos una rápida entrega del pedido.

Según entran a valorar desde el mismo medio de noticias, la aprobación del nuevo acuerdo permitirá a Amazon cerrar dos de las principales investigaciones por prácticas de monopolio que mantiene abiertas en suelo comunitario. Unas causas que de ser encontrada finalmente culpable por la UE, podría haber llegado a acarrear una gran multa de hasta por el 10 por ciento de los ingresos globales de Amazon. Una cifra que, en base a los últimos resultados de la compañía de su ejercicio completo de 2021, que cerró con unas ventas netas totales por valor de 469.822 millones de dólares, se habría traducido en una multa por un importe de hasta 46.982 millones de dólares.

También te puede interesar:
Amazon
E-commerce
Francia
multa
Polémica