• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Puma se cae del DAX alemán

Puma se cae del DAX alemán

Por Jaime Martinez

7 de dic de 2022

Empresas

Photo Credits: Exterior de la flagship store de Puma en Nueva York. Puma, fotografía de archivo.

El proveedor suizo de índices globales STOXX, subsidiaria de Qontigo, una de las divisiones de Deutsche Börse Group, y empresa encargada de la administración de los índices DAX de la Bolsa de Valores de Fráncfort, acaba de anunciar la nueva composición de los valores que cotizarán dentro de esta familia de índices en torno a la que se reúnen las principales y mayores empresas por capitalización bursátil del principal mercado regulado de Alemania. Una reestructuración de sus valores, de entre la que se destaca la caída de la multinacional deportiva Puma del principal de los índices de los mercados alemanes, el DAX, el índice de referencia de la Bolsa alemana.

De este modo, y tal y como se han encargado de anunciar desde la misma Bolsa de Valores de Fráncfort, a partir del próximo 19 de diciembre Puma dejará de cotizar como compañía del DAX alemán, para pasar a hacerlo como compañía cotizada en el segundo principal índice de la Bolsa de Fráncfort, el mercado de mediana capitalización MDAX. Dejando en este caso un vacío entre la lista de 40 empresas de las que se compone a día de hoy el principal de los índices DAX, que será en este caso ocupado por Porsche AG. Compañía automovilística que logra así completar su brillante desembarco como compañía cotizada en el mercado regulado alemán, tras su entrada el pasado 29 de septiembre a cotizar en el Prime Standard de la Bolsa de Fráncfort. Una salida a bolsa que realizaba con unos títulos cotizando a un precio fijado de 82,5 euros por acción como precio de salida, y sobre los que lleva acumulando una revalorización de un +27,27 por ciento, manteniéndose actualmente en los 105 euros por acción.

Completando esta salida de Puma, y su bajada al índice MDAX y la entrada de Porsche en el índice de referencia DAX, la gestora de la Bolsa de Fráncfort se ha encargado igualmente de anunciar el resto de modificaciones que, a partir igualmente del próximo 19 de diciembre, experimentarán el total de los cuatro índices que conforman la familia DAX. Detallando a ese respecto que, al margen de un índice DAX sobre el que no van a haber más modificaciones, al MDAX, formado por 50 empresas de mediana capitalización, entran a cotizar Puma y Verbio, junto a la salida de una Varta y de una Deutsche Wohnen que pasan a cotizar en el SDAX, compuesto por 70 pequeñas y medianas empresas, junto a las nuevas entradas de Elmos Semiconductor y ADVA Optical Networking. Cayéndose de esto menor de los índices las compañías About Yoy, Insotine Real Estate y Medios, junto a una Verbio que es la que logra ascender hasta el MDAX. Dejando ya por último un índice TecDax, en torno al que se reúnen 30 de las mayores empresas alemanas del sector tecnológico, que permanecerá sin ningún cambio durante esta reestructuración de valores. Un proceso que la Bolsa de Valores de Fráncfort lleva a cabo cada tres meses, estando fijada la próxima revisión de los índices para el próximo 3 de marzo de 2023.

Caída de más del -50 por ciento del valor de sus acciones

A diferencia de la disparada trayectoria que mantiene Porsche, la compañía que pasará a ocupar su lugar en el índice de referencia de la Bolsa alemana, Puma viene experimentando un más que renqueante comportamiento en el parqué durante estos últimos meses. Una desnortada evolución que no termina de acompañar a unas cuentas que la multinacional de la moda deportiva ha logrado mantener, hasta el punto de haber logrado cerrar, el pasado 30 de septiembre, al que desde su directiva no dudaron en calificar como “el mejor trimestre” en la historia de la multinacional alemana.

Siguiendo de este modo su trayectoria como compañía cotizada, Puma entraba a cotizar como parte del DAX al abrazo de la profunda reestructuración que el Deutsche Börse Group llevaba a cabo de la Bolsa de Valores de Fráncfort y de la familia de los índices DAX a comienzos del mes de septiembre de 2021. Fecha para la que se anunciaba entonces, y hace poco más de un año, la entrada de Puma como valor del nuevo DAX, a partir del día 20 de septiembre de ese mismo año. Fecha en la que desembarcaba en el índice de referencia abriendo la sesión con unos títulos cotizando a 99,10 euros por acción, y sobre los que la compañía ha terminado experimentando una pérdida de valor de un -50,17 por ciento, manteniéndose al día de hoy en los 49,38 euros por título, al cierre de sesión de este martes 6 de diciembre de 2022.

No cabe duda alguna de que su salida del índice de referencia no deja de ser una mala noticia para la multinacional alemana de la moda deportiva, que ve así desvanecerse en menos de un año lo que por entonces su director ejecutivo, Bjørn Gulden, llegó a calificar de un “hito importante” en la historia de la empresa. Una compañía que termina ahora viéndose relegada al mercado de mediana capitalización, mientras Zalando y Adidas permanecen cotizando en el índice principal de la bolsa alemana. Siendo esta última además competidora directa de Puma, y manteniéndose bajo la dirección del propio Bjørn Gulden, después de la sonada salida de Puma protagonizada por el alto ejecutivo y su fichaje por Adidas, compañía de la que está previsto que pase a ejercer, de manera efectiva, la posición de CEO, a partir del próximo 1 de enero de 2023.

También te puede interesar:
ALEMANIA
Finanzas
Puma