• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Victoria’s Secret lanza un “profit warning” tras no alcanzar previsiones y hundir beneficios

Victoria’s Secret lanza un “profit warning” tras no alcanzar previsiones y hundir beneficios

Por Jaime Martinez

25 de ago de 2022

Empresas

Photo Credits: Victoria’s Secret.

Continuando con el reguero de actualizaciones económicas que está dejando tras de sí esta nueva etapa del calendario financiero, la multinacional estadounidense Victoria’s Secret & Co., compañía líder a escala global dentro del sector de la moda íntima como matriz de las marcas Victoria’s Secret y Pink, desvelaba a última hora de ayer, hora de Ohio, sus resultados concernientes al segundo trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2022. Periodo de tres meses finalizado el pasado 30 de julio, que la compañía logró completar nuevamente por detrás de sus valores prepandemia, tanto en términos de facturación como de beneficios, y sin llegar a cumplir con la guía de previsiones que habían adelantado para este último trimestre.

En relación a todos y cada uno de estos aspectos, desde Victoria’s Secret han informado de unas ventas netas totales durante este segundo trimestre del ejercicio por un valor de 1.521,2 millones de dólares. Una cifra que supone una bajada de un -5,74 por ciento frente a los 1.613,8 millones del mismo periodo de 2021; así como de un -14,76 por ciento frente a los 1.784,7 millones de dólares del mismo periodo de 2019. Último ejercicio que llegó a completarse al margen de los efectos de la pandemia, que llegó a afectar a la compañía durante este mismo segundo trimestre de 2020 llevándola a registrar unas ventas por 1.066 millones de dólares.

Siguiendo con esa misma tendencia, y a lo que hay que sumar además los efectos que la disparada inflación habría comenzado ya ha mostrar entre los hábitos de compra de los consumidores, así como los sobrecostes operativos que la compañía sigue manteniendo como consecuencia del proceso de reestructuración en el que se encuentra inmersa desde su escisión como una compañía independiente de L Brands —hoy ya operativa bajo el nombre de Bath&Body Works—, Victoria’s Secret ha cerrado el trimestre con un beneficio neto por valor de 67,2 millones de dólares. Una cantidad un -55,5 por ciento inferior a los 151 millones del mismo periodo de 2021; aunque muy alejada ya de las pérdidas de hasta -199 millones de dólares en las que incurría durante el mismo periodo de 2020, marcado por los efectos de la pandemia y por las incertidumbres generadas tras la rescisión del acuerdo para su venta que mantenían, hasta comienzos de mayo de 2020, con el fondo de inversiones Sycamore. Una abultada caída que desde su dirección tratan de justificar con el sobrecoste por 29 millones de dólares relacionado con su proceso de reestructuración, partida sin la cual la compañía ofrecería un beneficio neto ajustado por valor de 92 millones de dólares.

Por debajo de sus estimaciones trimestrales

Poniendo frente a frente los valores alcanzados por la compañía a lo largo de este segundo trimestre, contra las estimaciones que la multinacional ofrecía para el mismo periodo el pasado 31 de mayo, coincidiendo con la presentación de los resultados de su primer trimestre, las ventas se situaron por detrás de las estimaciones para un crecimiento de un dígito de rango bajo sobre el valor de los 1.614 millones de dólares de 2021 que preveían desde su dirección. Mientras que el beneficio neto operativo se ha situado en los 97,51 millones de dólares, muy por detrás de los 202,7 millones del mismo periodo de 2021, así como de la horquilla de entre 125 a 155 millones de dólares que estimaban desde Victoria’s Secret para el cierre de este trimestre.

“Al celebrar nuestro primer aniversario como compañía independiente que cotiza en bolsa, me gustaría expresar mi más profundo agradecimiento por el arduo trabajo y la dedicación de nuestros equipos y asociados de todo el mundo”, se abría a destacar Martin Waters, director ejecutivo de Victoria’s Secret, a lo largo de unas declaraciones hechas públicas por la propia multinacional estadounidense. En términos ya más económicos, y tras subrayar el proceso de “transformación” en el que sigue la compañía, “seguimos siendo líderes del mercado en nuestra categoría y la transformación de nuestra marca continúa siendo bien recibida por los consumidores”, añade Waters. “Incluso en un entorno macroeconómico muy difícil”, trataba de poner de relevancia, “gracias al incesante enfoque de nuestros equipos en la ejecución de sus funciones, logramos generar unos ingresos operativos ajustados y un beneficio ajustado por acción diluido dentro de nuestro rango de orientación”.

Ajuste de previsiones

De cara a lo que resta de ejercicio, y mientras ponen en práctica desde la dirección un conjunto de medidas destinadas a mejorar la acumulación de inventario y a optimizar sus costes operativos, desde Victoria’s Secret han querido actualizar su guía de previsiones, tanto con respecta a las fechas de cierre del tercer trimestre del año como de todo el ejercicio anual. Adelantando a este respecto, para este tercer trimestre del año, una caída de las ventas de un dígito de rango alto frente a las ventas netas de 1.441 millones de dólares del mismo periodo de 2021, así como una caída del beneficio neto operativo hasta entre los 10 y 40 millones de dólares, frente a los 108 millones de dólares de hace un año.

Mientras tanto, y en lo que respecta al cierre de este ejercicio de 2022, desde Victoria’s Secret prevén una caída de las ventas de un solo dígito de rango medio a alto, frente a las ventas netas totales por 6.785 millones de dólares del pasado año. Esperando igualmente como resultado un beneficio operativo ajustado que se sitúe entre los 525 y los 575 millones de dólares, muy por debajo de los 869,53 millones en los que el mismo valor se situaba al cierre del ejercicio de 2021. Siendo en este caso unas previsiones que igualmente se alejan de las ofrecidas por la dirección el pasado 2 de marzo, momento en el que preveían que para 2022 las ventas se situarían planas o reflejarían una bajada de un solo dígito de rengo bajo, así como el que los ingresos operativos se mantendrían en línea con esos 869,53 millones del pasado año.

Los motivos que pondrían en contexto estas últimas previsiones, provienen de que “esperamos que los clientes sigan haciendo frente al desafío de la inflación y a otras presiones financieras durante el resto de 2022”, por lo que “en consecuencia hemos ajustado la situación de nuestro inventario y la estructura de costes, mientras permitimos la inversión continua en iniciativas de crecimiento”, detalla Waters. “Confiamos en nuestra capacidad para navegar y desempeñarnos sobre un escenario del consumo en movimiento, con nuestra nueva y optimizada estructura de dirección que nos permite una mayor agilidad y enfoque en el cliente y en las iniciativas de crecimiento”.

También te puede interesar:
moda intima
profit warning
RESULTADOS FINANCIEROS
SEGUNDO TRIMESTRE
Victoria’s Secret