Mario Burguillos, quien desde 2011 se encargaba de las filiales española y portuguesa de Versace, ha abandonado la casa italiana para incorporarse a Saint Laurent. Durante su periodo al frente de España y Portugal, Burguillos trabajó primero como supervisor de grandes almacenes, luego ocupó el puesto de director de retail y por último ejerció como responsable de la región.

Burguillos abandonó la compañía italiana para coordinar el retail de Saint Laurent en Francia y Montecarlo. Mientras tanto, Versace España reemplazó al ejecutivo con Álvaro Fernández; sin embargo, según la propia compañía italiana, no ocupará exactamente el mismo cargo, ya que Fernández pilotará la gestión de los corners y las tiendas a precio completo, de acuerdo con Modaes.

Álvaro Fernández comenzó su carrera en 2002 como parte del equipo de tienda de Versace en New Bond Street, en Londres. En 2014, Versace asecendió al ejecutivo con el puesto de director del flagship de Paseo de Gracia. Fernández también cuenta con experiencia en Gucci como asistente en tienda.

Versace opera con 26 puntos de venta en el país, entre tiendas propias, multimarca y El Corte Inglés. La casa italiana posee corners en los aeropuertos de Madrid y Barcelona y en una tienda multimarca de Puerto Banús, y además cuenta con tres tiendas propias en Paseo de Gracia, Serrano y Marbella.