Publicidad
Publicidad
Olivier Lapidus toma la dirección de la casa de moda francesa Lanvin

El innovador diseñador francés Olivier Lapidus, de 59 años, fue nombrado como director artístico de Lanvin, confirmó este martes la casa moda, la más antigua de Francia fundada en 1889. "Me congratulo por la llegada de Olivier Lapidus a la dirección artística de Lanvin, con su capacidad creativa que entronca con la elegancia que representó Jeanne Lanvin", declaró Shaw-Lan Wang, presidente de la casa y principal accionaria de la marca en un comunicado.

"Su amplia compresión del universo de esta casa, del mundo de la moda y del diseño, además de su mirada absolutamente moderna van a traer a Lanvin nuevos horizontes", agregó la empresaria china.

El entorno del diseñador había confirmado a la AFP el lunes el nombramiento, tras las primeras informaciones publicadas por el sitio especializado WWD. Olivier Lapidus, un precursor de la moda que incorpora la tecnología de punta, reemplazará a Bouchra Jarrar, que había sido nombrada en marzo de 2016 para las colecciones femeninas de la marca. Su salida había sido anunciada el jueves como una decisión de "de común acuerdo" y según el entorno del diseñador, Lapidus pasará a estar operativo "rápidamente".

Su primera colección para la casa Lanvin será el "prêt-à-porter" femenino para el verano boreal de 2018. Lapidus, es el nieto del modisto ruso Ted Lapidus, que marcó la moda de la década de 1960 y 1970 con propuestas unisex y un estilo safari. "Es un inmenso honor poder integrar la casa Lanvin y le agradezco de todo corazón a la señora Wang por la confianza que me ha otorgado", afirmó el diseñador.

Olivier Lapidus dejó hace 17 años la empresa familiar para fundar su propia enseña, basada en la economía digital. Su marca Création Olivier Lapidus está centrada en el principio de "Lo veo, lo compro" y ofrece a sus clientes la posibilidad de comprar inmediatamente una colección que se expone digitalmente.

El entorno del diseñador indicó que el creador conservará su negocio. En la década de 1990 Olivier Lapidus comenzó a defender la idea de que debía haber un ensamblaje entre la alta costura, de carácter artesanal, y los laboratorios de investigación industrial, una propuesta de la cual surgieron vestidos con paneles solares, hechos de fibras de frutas o ropas que incorporaban polvo de piedras preciosas.

Esta tendencia le permitió patentar varias ideas y lo convirtió en un pionero de este campo, aunque sus creaciones no siempre fueron bien recibidas por la prensa.

Dificultades financieras

"Con mucha antelación a su tiempo, Olivier Lapidus se interesó siempre a las nuevas tecnologías. Es un diseñador precursor, y hoy está en consonancia con las aspiraciones de la sociedad y sabrá hacer frente a los desafíos de la casa Lanvin en el siglo XXI", dijo Shaw-Lan Wang en el comunicado.

Tomar las riendas de la prestigiosa casa no será un desafío menor. La empresa enfrenta dificultades económicas desde hace varios años y no ha logrado estabilizarse desde la salida del creador israelí Alber Elbaz en octubre de 2015.

La línea adoptada por Bouchra Jarrar, caracterizada por una sobria elegancia y un estilo que emparentaba lo femenino con lo masculino, fue alabada por la crítica pero no obtuvo resultados contables.

Según las cifras publicadas por la prensa, la marca obtuvo en 2016 un pérdida de 18,3 millones de euros, con una caída del 23 por ciento de su volumen de negocios a 123 millones de euros. (AFP)

Foto: Christophe Archambault / AFP