• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Alegato feminista de Dior en París por un destino “más allá de la procreación”

Alegato feminista de Dior en París por un destino “más allá de la procreación”

Por Jaime Martinez

21 de ene de 2020

Moda |EN IMÁGENES

Madrid – Si hace apenas una semana era la italiana Gucci la que sacudía Milán en su defensa de un hombre libre de su “masculinidad tóxica”, ayer era Maria Grazia Chiuri, directora creativa de Dior, la que lanzaba su propio alegato “feminista” durante la primera jornada de desfiles de esta última edición de la Semana de la Alta Costura de París. Celebración que tienen lugar en la capital del Sena del 20 al 23 de enero, en la que la célebre casa francesa presentó su propuesta para la temporada Primavera/Verano de 2020.

Para esta ocasión Chiuri ofreció la imagen de una mujer estoica y empoderada a modo de diosa clásica, como respuesta a la pregunta “¿Y si las mujeres gobernaran el mundo?”. Una cuestión planteada por la reconocida artista estadounidense Judy Chicago, a la que la diseñadora italiana ha buscado dar respuesta a través de la moda. Convirtiendo la interrogativa en el motivo de inspiración central de una colección en cuya presentación ha llegado a colaborar la propia Chicago, responsable de la instalación “The Female Divine” del jardín del Museo Rodin. Una construcción ideada a modo de “santuario”, escenario y obra de arte monumental, en la misma línea que “The dinner party”, una de las piezas más recordadas de la artista estadounidense.

Peplos, plumas y cuerdas trenzadas: el regreso a los cánones clásicos de la belleza griega

Sobre esa imagen lanzada por Chicago a través de su obra en torno a una feminidad triunfadora y divina, y de una mujer dueña de un destino que va más allá de la idea de la procreación —y con ello de la maternidad—, Chiuri trata de nadar en las turbias aguas que separan los conceptos de “feminismo” y “feminidad”. Recurriendo para ello a inspirarse en una sucesión de ideales clásicos como la diosa Atenea y en obras como la “Victoria de Samotracia” o “La primavera” de Botticelli.

Como resultado de ese proceso, sobre la pasarela pudieron descubrirse las reinterpretaciones ideadas por la italiana de los peplos. Las tradicionales túnicas greco-romanas, prendas de una “modernidad atemporal” según la propia firma francesa, que ya volviera a poner en boga Mariano Fortuny con sus icónicos Delphos allá por la primera década del 1900. Reconvertidos ahora, gracias a la mano de Chiuri, nuevamente en llamativos y reactualizados vestidos de noche. Una propuesta que materializaba mediante líneas limpias y siluetas fluidas que se adaptan a los trazos marcados por el movimiento del cuerpo, y en torno a unos vestidos que compartieron protagonismo con trajes con falda y pantalón, confeccionados en esta ocasión en acabados tradicionalmente masculinos como la pata de gallo y el tejido de espiga.

Pulseras en forma de serpiente, cuerdas trenzadas, plumas doradas y sandalias, fueron también otros de los elementos que se encargaron de completar ese aire a “belleza griega” que respiraba toda la colección. Un retorno a los orígenes de la moda, que le servía a la diseñadora para extender su discurso y abordar la cuestión de cuán moderna es la ropa. Un hilo de investigación recurrente en su proceso creativo.

Photo Credits: Cortesía de Dior.

DIOR
MARIA GRAZIA CHIURI
PRIMAVERA/VERANO 2020
SEMANA DE LA ALTA COSTURA DE PARÍS
SS20