• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Cómo tener éxito en prácticas de moda: los 5 consejos de un experto

Cómo tener éxito en prácticas de moda: los 5 consejos de un experto

Por Jackie Mallon

13 de ago de 2021

Moda |Entrevista

Andrew Neel a través de Pexels.

La competición para los que se incorporan a la industria de la moda es más feroz que nunca, y los recién licenciados a menudo descubren para su consternación que se sigue esperando que hagan prácticas cuando lo que realmente necesitan es un trabajo. Preparar a los estudiantes para que aprovechen al máximo sus oportunidades de prácticas fue el tema central de un evento de la Universidad Estatal de Kent en el que Carla Carstens, fundadora de FreeFashionInternships.com, se dirigió a un grupo de diseñadores y comerciantes junior que estaban completando su semestre de estudios en el Estudio de Nueva York de la misma universidad. Carstens tiene 13 años de experiencia en la industria de la moda y ha trabajado para marcas como Chopard, Jennifer Fisher y Gucci. Aquí están sus 5 consejos para FashionUnited sobre cómo conseguir unas prácticas que puedan lanzar tu carrera.

Enfócate

No todas las prácticas son buenas y tenerlo claro es fundamental para proyectarte hacia el trabajo o la empresa de tus sueños, así como una forma de establecer objetivos y logros. Nunca tengas miedo de ponerte en contacto con diseñadores específicos. Vivimos en un mundo conectado y nunca antes habíamos tenido tanto acceso a la gente. "Investiga sobre su trayectoria", dice Carstens. Decide cuáles son tus objetivos de aprendizaje y crea una búsqueda enfocada, de lo contrario, adaptar el currículum a cada puesto será una gran pérdida de tiempo. No descartes las marcas y empresas más pequeñas, ya que pueden ofrecer una oportunidad de aprendizaje más práctica.

Red de contactos

Una vez dentro de una empresa, conocerás a personas que te acompañarán en tu futuro trabajo. Son los guardianes de tu carrera y, más adelante, cuando solicites el puesto soñado, es enormemente beneficioso poder recurrir a tu supervisor de prácticas para que escriba un correo electrónico en tu nombre. De este modo, estarás básicamente recomendado y por delante de los demás. Entra en LinkedIn al principio de tu formación y conéctate con tus compañeros de clase, ya que nunca se sabe dónde estarán dentro de cinco años, y conecta con los reclutadores de tu año de graduación.

Currículum

Hay que evitar mostrar la creatividad en los currículos con diseños y tipos de letra extravagantes. Utiliza fuentes profesionales y legibles, como Times New Roman y Cambria. Muchas grandes marcas utilizan un sistema de seguimiento de candidatos (ATS) que no puede leer las plantillas bonitas, e incluso InDesign puede resultar complicado, así que un pdf es la opción más segura. El currículum nunca debe tener más de una página. Los archivos adjuntos es mejor añadirlos a tu perfil de LinkedIn, no al currículum. No restes importancia a la sección de habilidades e intereses, ya que estas cualidades pueden diferenciarte de otro candidato, y no olvides enumerar todos los programas que conoces.

La declaración de objetivos y el resumen del currículum no son negociables, así que considera cuál es el mejor para ti. El objetivo describe cuáles son tus metas en la empresa a la que te presentas. El resumen es una breve recapitulación de tus habilidades y experiencias que ponen de relieve tu valor para un empleador. Las cartas de presentación, aunque sean arduas de hacer, son importantes y la gente suele abrir el currículum y, si está interesada, leer la carta de presentación para confirmar su elección. Incluya el nombre de la descripción del puesto y aplica las palabras clave que la empresa utiliza en la descripción del puesto. Acuérdate de cambiar el nombre del archivo del currículum por uno profesional, ya que se ve al abrirlo. Considera la posibilidad de poner tu nombre y apellidos para facilitar la tarea al empleador.

Entrevista

Acepta una oferta de empleo en cuanto la veas, ya que las empresas suelen reunir a los primeros 15 o 20 candidatos que les interesan y a partir de ahí hacen su selección. Confirma la cita y el lugar el día anterior, investiga la empresa e incluso la persona con la que te vas a reunir. Lleva dos copias del currículum. Imprime una lista de preguntas sobre la entrevista para llevar preparada, esto también te puede ayudar a superar los nervios: ¿Cómo es un día típico de trabajo? ¿Qué cualidades buscan en un becario? ¿Cómo se evaluará mi trabajo? ¿Cómo se inició en el sector? Esta última pregunta te permite conectar con el entrevistador, lo que puede hacer que se acuerde de ti.

Para las entrevistas a través de Skype o Google Hangouts, añade la información de la empresa con antelación. Las entrevistas telefónicas te permiten conectar menos con el entrevistador, lo que en realidad crea más incertidumbre. Una entrevista en persona te permite juzgar el entorno y te da más poder, ya que puedes captar las señales y el lenguaje corporal y puedes profundizar en los puntos que hayas dicho antes. Trata las entrevistas telefónicas como si fueran entrevistas en persona, ya que los empleadores intentan eliminar a la gente. Ponte de pie o camina si es necesario.

Envía un correo electrónico de agradecimiento el mismo día. Si crees que no has completado suficientemente una pregunta, esta es otra oportunidad para hacerlo. Haz un seguimiento una vez, y luego déjalo pasar. Si no tienes éxito, intenta pedir información de respuesta .

Trabajo

Si tu trabajo consiste en planchar la ropa con la plancha de vapor, hazlo como nunca antes lo habías hecho. Cuando domines las tareas que te encomiendan, sugiere otras si ves un área en la que puedes ser útil. No digas "quiero hacer más", pero fíjate en las ineficiencias y propón soluciones. Fíjate en lo que hacen los asistentes, porque esas son las tareas que tú puedes hacer.

En cuanto a las prácticas remuneradas frente a las no remuneradas, la tendencia es que las empresas más grandes, temerosas de ser demandadas, son las que pagan, normalmente el salario mínimo. Pero hay mucha más competencia para entrar. Sin embargo, cuanto más grande es la marca, generalmente las tareas son más aburridas.

Intenta hacer prácticas en distintos sitios para ampliar tu red de contactos. Si te quedas el tiempo suficiente, puede que consigas el codiciado puesto de asistente cuando se abra uno, pero no siempre funciona así. La mitad de las prácticas consiste en mantenerse en contacto. Envía una nota a los supervisores durante las vacaciones. Invita a tu antiguo jefe a tomar un café cuando te gradúes.

La editora de moda Jackie Mallon es también educadora y autora de Silk for the Feed Dogs, una novela ambientada en la industria internacional de la moda.

Imagen: FashionUnited

Este artículo ha sido previamente publicado en FashionUnited.COM, traducido y editado al español por Veerle Versteeg.

En agosto, FashionUnited se centra en el tema de trabajar en el mundo de la moda. Para todos los artículos de Work in fashion, haz clic aquí.