El algodón hecho en África beneficia a más de un millón de agricultores

Por primera vez desde su creación en 2005, la iniciativa de algodón sostenible, Cotton made in Africa (CmiA) coopera con más de un millón de productores de algodón, el 17 por ciento de los cuales son mujeres. En 2017, una cifra récord de 90 millones de textiles llevaban la etiqueta de calidad CmiA. Esto fue anunciado por la iniciativa en un comunicado de prensa el jueves.

"África está cerca de mi corazón, tanto personalmente como hombre de negocios, me siento muy conectado con nuestro continente vecino. Cuando fundé la iniciativa Cotton made in Africa en 2005, estaba muy consciente del hecho de que nuestro futuro también depende de superar los grandes desafíos en África. Aquí, CmiA ofrece soluciones y la posibilidad de tocar positivamente las vidas de millones de personas en el África subsahariana ", comentó el fundador de CmiA, el Dr. Michael Otto, sobre el desarrollo positivo del proyecto.

En 2017, el número de textiles que llevaban la etiqueta CmiA aumentó en un 79 por ciento en comparación con el año anterior, alcanzando un nuevo récord. "Logramos un récord de alrededor de 90 millones de textiles etiquetados con CmiA. La sostenibilidad ya no es un producto de nicho ", destacó Tina Stridde, directora general de la Fundación Aid by Trade. "Cada textil que lleva la etiqueta CmiA es un paso en la dirección correcta. Porque cada producto etiquetado con CmiA protege el medio ambiente y ayuda a millones de personas en África a crear una nueva perspectiva para sí mismos en su país de origen ", agregó Stridde.

Para cada producto textil con la etiqueta CmiA, las empresas asociadas pagan una tarifa de licencia que fluye de regreso a las áreas del proyecto. Por lo tanto, en lugar de recolectar donaciones, la iniciativa ha elegido un enfoque de mercado. Un total de 36 compañías y marcas actualmente piden algodón CmiA, entre ellos el Grupo Otto, el Grupo Rewe, Tchibo, Aldi Süd, Jack & Jones, Asos y marcas de moda más pequeñas como Hiitu y Cooekid de Uganda.

La iniciativa también reunió algunas cifras generales: en promedio, un pequeño productor de CmiA tiene un área de cultivo de poco menos de 1,5 hectáreas. Además de los agricultores, más de 11,000 trabajadores de fábricas en la industria africana de procesamiento de algodón son parte de la iniciativa. Alrededor de 496,000 toneladas métricas de algodón desmotado de Etiopía, Burkina Faso, Costa de Marfil, Ghana, Camerún, Mozambique, Zambia, Tanzania y Uganda se han producido de acuerdo con los criterios de sostenibilidad de CmiA en 2017.

La etiqueta de algodón sostenible representa la protección del medio ambiente y la capacitación en el cultivo sostenible y moderno del algodón. La capacitación permite a los pequeños agricultores mejorar sus condiciones de trabajo y de vida a través de sus propios esfuerzos. Además, CmiA certifica el trabajo en las denominadas desmotadoras, el primer paso en el procesamiento posterior del algodón.

Foto: Dr. Michael Otto, Otto Group

Originalmente escrito para FashionUnited.com - Editado al español por Gabriela Rivera