Publicidad
Publicidad
¿Las pasarelas han dejado de ser un espectáculo rentable?

El pasado viernes 28 de Julio, salió la lista oficial de los diseñadores que estarán presentes en la Semana de la Moda de Nueva York, y algunos grandes nombres no están en ella.

Entre los diseñadores que no desfilarán el próximo mes de Septiembre en la pasarela oficial Nueva York, está Narciso Rodríguez, quien confirmaba la semana pasada su intención de salir del circuito convencional para mostrar su colección de Primavera - Verano 2018 de manera personal.

A cambio, presentará sus novedades en un showroom con cita previa, el día de arranque de los shows, el 6 de Septiembre. ¿Están las pasarelas convencionales de capa caída? Quizás aventurarse a contestar de manera afirmativa a esta pregunta sería demasiado arriesgado pero, de lo que no cabe duda es que existe un cambio de tendencia del otro lado del charco.

Otro de los grandes creadores que también ha anunciado su intención de mostrar sus propuestas de forma propia (el próximo 12 de Septiembre), es Ralph Lauren. El lugar elegido para el evento será un garaje situado Bedford, en el que el diseñador alberga una colección de coches con algunos de los modelos más espectaculares de todo el mundo de los años 20 y 30 entre otros, y marcas como Ferrari, Bugatti o Bentley.

Además de incluir el método “see-now, buy-now”, a través del cual los clientes pueden encargar sus piezas favoritas en el momento del show, este particular telón de fondo contará además con otra novedad: La unificación de las colecciones de hombre y mujer. Al desfile femenino se unirán por primera vez, looks de la colección masculina Ralph Lauren Purple Label.

A estos dos grandes nombres se suman otros como Proenza Schouler o Monique Lhuillier (quien desfiló en la Semana de la Alta Costura de París), o Tommy Hilfiger, que cambia de ubicación y se traslada a Londres.

Habrá que esperar al próximo calendario de Febrero para comprobar si este cambio de tendencia es un hecho aislado o, algo está pasando con los creadores americanos y los desfiles convencionales.

Photo Credits: Nyfw Company