Slimane vs Philo: los fans desatan una guerra civil en la moda

¿Retrogradó Hedi Slimane la imagen de la firma Celine, borrando de un plumazo el legado feminista de su predecesora, Phoebe Philo? Fans de ambos diseñadores están enzarzados en una guerra verbal en las redes sociales, desde el estreno del francés el viernes en París. El regreso a la pasarela del "rey del slim" dos años después de dejar Saint Laurent era el plato fuerte de la Semana de la Moda de París. Pero enseguida su desfile para la marca francesa Celine levantó en armas a los incondicionales de su predecesora británica.

Con vestidos ceñidos y cortos, lentejuelas y looks adolescentes, la colección "Diario nocturno de la juventud parisina" retoma fielmente el estilo que consagró al diseñador en la firma Saint Laurent (2012-2016). Algunas prendas son casi idénticas a las de anteriores colecciones.

Nada que ver con el estilo de mujer chic, elegante y minimalista que implantó Philo durante sus diez años en Celine, algo que muchos seguidores de la firma francesa no perdonaron, así como la prensa anglosajona. La apuesta de Slimane es "horrible" para las mujeres que "buscaban llevar algo que no fuera degradante", escribió Lou Stoppard en la revista GQ británica.

Incluso los fans de Slimane que lo siguen desde que revolucionó el vestuario masculino con siluetas filiformes en Dior Hombre (2000-2007) admiten que el diseñador hizo borrón y cuenta nueva con la marca, fundada en 1945. Ni rastro del legado de Philo en la cuenta Instagram de Celine, que además perdió su tilde en la primera "e" con la llegada del diseñador, de la misma forma que impuso la supresión de "Yves" en la marca Saint Laurent.

Varias cuentas rebeldes de Celine surgieron empero en la red social promovidas por quienes se resisten a dejar atrás las colecciones de Philo.

Otra época

El inusual aluvión de críticas en un sector a menudo complaciente también tiene mucho que ver con un debate más amplio: la imagen de la mujer un año después del movimiento #MeToo. "¿Hedi Slimane es el Donald Trump de la moda?", se interrogó la revista Hollywod Reporter. "Philo era extraordinaria porque no asimilaba el poder de una mujer a su sexualidad", destacó el diario británico The Guardian, mientras que Jo Ellison del Financial Times denuncia la manera en la que Slimane arrasó con el legado de Philo, gracias a quien Celine tiene un valor actualmente de 800 millones de dólares.

"El espectáculo de Celine celebra un mundo muy delgado, adolescente y casi exclusivamente blanco", según Ellison. Vanessa Friedman del New York Times estima que Slimane, que consagró los dos últimos años a la fotografía desde su residencia en Los Ángeles, vive desfasado respecto a la época actual. "Hace dos años, cuando Slimane dejó la moda, el mundo era diferente", escribió. "Las mujeres eran diferentes... Ellas evolucionaron. Él no".

Quienes temían que su llegada supusiera "el final de la época en la que Celine definía lo que era ser una mujer inteligente, adulta, ambiciosa y elegantemente neurótica, tenían razón", agregó. Para Tim Banks, del sitio Business of Fashion, "Slimane perdió su instinto, pero su ejército de 'slimaniacos' se precipitará a las tiendas Celine, ignorando completamente las horas gloriosas de la marca".

"Lo que le venga en gana"

En una reciente entrevista al diario francés Le Figaro, Slimane reconoció que perseguía de "forma obsesiva un estilo, una silueta". Christina Binkley, del Wall Street Journal, relativiza: "Cuando Slimane lanzó su estilo Saint Laurent, la gente lo detestó", recuerda. Los propietarios del grupo de lujo LVMH al que pertenece Celine "saben que los ingresos aumentarán".

Para el fashionista estadounidense Mikelle Street, la gente que critica a Slimane no entiende que existe una categoría de clientes que lo siguen de marca en marca: "Por eso puede hacer lo que le venga en gana". (AFP)

Photos: Celine SS19, Catwalkpictures.com