• Inicio
  • Noticias
  • Contexto
  • Así se crean las colecciones de una marca de moda

Así se crean las colecciones de una marca de moda

Por Esmee Blaazer

7 de dic de 2022

Contexto

Imagen: Ampère colección SS23, telas seleccionadas y bocetos (diseños). Propiedad Ampère, fotógrafo: Tim Buiting

CONTEXTO - ¿Qué implica exactamente el desarrollo de una colección de moda? FashionUnited ha cubierto en este artículo de fondo todo, desde el proceso de diseño y producción hasta el viaje que hace su prenda desde la mesa de dibujo hasta el estante de la tienda. Empezaremos por el principio, con una explicación de lo que es realmente una colección de moda, cómo son las temporadas y el calendario de la moda y cómo se construye realmente una colección de moda.

Contenidos

  1. ¿Qué es una colección de moda? Todo lo que hay que saber sobre las temporadas de moda y el calendario
  2. ¿Cómo se estructura una colección de ropa?
  3. Cómo se crean las colecciones de una marca de moda: desde el diseño hasta la producción, la logística, la distribución y la venta al por menor
  4. ¿Cómo es la agenda de una marca de moda?
  5. Estructura de precios de una prenda

1.¿Qué es una colección de moda?

Colecciones de moda vinculadas a las temporadas (de moda)

Una colección es un conjunto de diferentes tipos de prendas de moda, a menudo disponibles en diferentes colores y tejidos, que pueden combinarse.

La mayoría de las marcas de moda, desde Bottega Veneta y Gucci hasta Adidas, Denham, Filippa K, Zenggi, Studio Anneloes y Kyra, trabajan con colecciones por temporadas vinculadas a las estaciones (de la moda), que suelen ser de dos a cuatro.

El calendario de la temporada de la moda

Tradicionalmente, en la moda ha habido dos temporadas: Primavera/Verano y Otoño/Invierno. Estas también suelen abreviarse como S/S o SS para Primavera/Verano y para Otoño/Invierno, F/W, FW o incluso AW (para Otoño/Invierno).

Hoy en día, la mayoría de las marcas de moda crean al menos entre dos y cuatro colecciones. Si son cuatro, suelen ser "Preprimavera", " Primavera/Verano", " Preotoño" y " Otoño/Invierno". A su vez, algunas marcas de ropa no tienen "preprimavera", sino "verano alto". Las marcas de lujo, como Chanel, suelen utilizar las cuatro estaciones siguientes: " "Primavera/Verano", "Otoño/Invierno", "Resort/Crucero" y "Pre-fall". Así que no sólo hay muchas estaciones diferentes, sino también muchos nombres.

Cuántas colecciones tiene una marca de moda y en qué periodos están disponibles las colecciones (o a la venta), es algo que decide una marca de ropa. Pero, por supuesto, en la industria de la moda hay un modelo a seguir:

Las colecciones Primavera/Verano suelen llegar a las tiendas entre enero y marzo/abril y están a la venta hasta julio. Las colecciones de Otoño/Invierno suelen entregarse entre julio y septiembre y están a la venta hasta diciembre.

Las rebajas de verano suelen ser de mediados de junio a mediados de julio, y las de invierno son en diciembre y enero, normalmente a partir de Navidad.

¿Para qué sirve una temporada de moda?

"Las temporadas sirven de metrónomo global para el mundo de la moda mundial, marcando el ritmo y el tiempo para el desarrollo, la comercialización y la venta de nuevas colecciones", escribió The Tech Fashionista en un artículo titulado "Fashion Seasons Explained" en 2021.

Así, una temporada de moda dura un máximo de seis meses. Eso significa que las temporadas y las colecciones también tienen una vida útil limitada.

2. ¿Cómo se estructura una colección de ropa?

Algunas marcas son populares entre los consumidores por su identidad visual (imagen de marca), mientras que para otras el atractivo está en la calidad o el ajuste de una prenda, o en todos estos factores combinados. Cada colección de moda de cada marca es única, y cada una de ellas crea su propio plan de colección.

Una colección se compone siempre de diferentes tipos de prendas, también llamadas artículos. Estos artículos suelen tener diferentes versiones. Un tipo de prenda, por ejemplo, puede estar disponible en varios colores, tejidos y/o estampados. Estas diferentes versiones se denominan "estilos". Una camiseta de cuello redondo disponible en cuatro colores cuenta como cuatro estilos. En el sector también se utiliza el término SKU, abreviatura de stock keeping unit (código de artículo), que se refiere a un producto o servicio único destinado a la venta, explica el profesional de la moda Aleks Kuijpers (ver recuadro).

Aleks Kuijpers es propietario de la empresa de diseño, confección y producción Workingmenblues, que se fundó en 2014. La empresa se encarga de la producción y, por tanto, fabrica prendas ("piezas acabadas") para marcas de moda de todo el mundo en el segmento de alta y lujo. Workingmenblues opera en Ámsterdam, Hangzhou (China) y Riga (Letonia). El diseño y las ventas tienen lugar en Ámsterdam, mientras que el desarrollo de productos y la producción se realizan principalmente en China y Riga.

Workingmenblues no es sólo un fabricante de ropa, sino también un fabricante de textiles especializado en "tejidos de fantasía". La empresa desarrolla tejidos de alta calidad con ricos tratamientos textiles, como encajes y bordados. Los tejidos de la marca se venden en todo el mundo a través de agentes en Nueva York, Los Ángeles, Seúl, París, Italia y Bruselas (Benelux), y son adquiridos por marcas de moda como Prabal Gurung, Helmut Lang, Maje, Sandro, Laquan Smith y Tibi, por ejemplo, para confeccionar prendas.

Kuijpers también es copropietario de la marca emergente de moda masculina Ampère, una marca que ofrece colecciones lujosas y románticas, y cuyos tejidos de alta calidad, bordados y técnicas de jacquard se desarrollan "en casa". Además de su propia tienda web, Ampère cuenta actualmente con unos 15 puntos de venta en Europa y Corea, la mayoría de los cuales son minoristas de alta gama, entre ellos Calico Jack y, próximamente, Margreeth Olsthoorn en los Países Bajos.

Kuijpers explicó que la colección de su firma emergente de ropa de lujo para hombres Ampère, que existe desde 2020, cuenta actualmente con 65 estilos, "pero eso es demasiado pequeño, comparado con el estándar del mercado", añadió. "Una marca de ropa de renombre en el mismo segmento que Ampère, que opera tanto al por menor como al por mayor (esto significa que su marca se vende a través de boutiques independientes y también a través de su propia marca o tiendas insignia), cuenta hasta con 450 estilos por temporada”.

Una colección se adapta al punto de venta único (USP, por sus siglas en inglés, una característica distintiva o punto de venta), y al grupo objetivo [previsto] de la marca. Esto también implica mirar siempre hacia atrás, a los resultados de años anteriores. A través de los datos de (re)venta de las colecciones anteriores, las marcas de moda saben lo que se ha vendido bien y lo que se ha vendido menos, y también reciben información de los minoristas que hablan con el consumidor final a diario. "En algunas marcas, los datos de venta son incluso punteros", afirma Kuijpers. Con esto quiere decir que las fechas de venta y los diseños de colecciones anteriores se utilizan como punto de partida para una nueva colección de moda.

Una nueva colección suele ser una mezcla de looks comerciales, clásicos y artículos de moda y tendencia. Los looks comerciales son "artículos fáciles de vender": las empresas de moda esperan —o saben (por los datos de ventas)— que estos artículos se venderán bien.

Los clásicos son artículos que una marca suele ofrecer una y otra vez en su colección y por los que los consumidores suelen volver o son fieles a una marca. Pensemos, por ejemplo, en los vaqueros "501" de Levi's, o en los vaqueros Pedal de Closed.

Por cierto, muchas marcas de moda trabajan con artículos que nunca se agotan, los conocidos NOS por su traducción del inglés “never out of stock”, como es el caso de los clásicos. Estas piezas están siempre disponibles en stock, lo que proporciona a los minoristas la ventaja de que siempre pueden pedir estos artículos, por lo que necesitan mantener menos existencias en sus tiendas.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: SS23 Ampère. Fotógrafo: Tim Buiting

¿Qué pasa con Ampere? "Nuestros tejidos son la USP de Ampere. Los bordados también forman siempre parte de la colección. Por eso hacemos muchas prendas exteriores. En nuestra opinión, las telas y los bordados quedan mejor en las camisas y sobrecamisas (una prenda que se sitúa entre una camisa y una chaqueta)", explica Kuijpers. También se incluye cada temporada un kimono "que de algún modo se ha convertido en el producto Ampere por excelencia".

La marca de moda masculina denomina las piezas como "tendencia" y "héroes" de la colección, "como, por ejemplo, un chaleco con lentejuelas" o el mencionado kimono. Kuijpers señaló: "Alrededor de ellas, construimos la colección con artículos comerciales, como con nuestro programa sweat and tee (prendas de tela para sudar y camisetas)". Se trata de productos que se venden bien y son fáciles de combinar con los demás artículos, añadió.

La gama de sudaderas y camisetas es en parte NOS, según Kuijpers. Entre los clásicos, Ampère cuenta con la sobrecamisa: una prenda que vuelve cada temporada con un nuevo estilo (tejido o color), pero con el mismo ajuste o forma. Son los llamados estilos carry over. "También hay marcas que las llaman piezas de firma", comenta Kuijpers. Y el sector también puede utilizar otros términos, como "esenciales".

Por último, las marcas de moda suelen fabricar más prendas exteriores que pantalones y bombachos, a menos que estos últimos sean la especialidad de la casa.

Toda colección de moda se compone de "drops"

Cada colección de moda consta de una serie de "drops" en los que se entrega la colección a los minoristas.

Algunas marcas tienen dos " drops " por temporada, como es el caso de Ampère. Los minoristas de marcas tradicionales y las grandes marcas de moda suelen hacer entregas una o dos veces al mes.

De este modo, los minoristas de moda pueden ofrecer siempre algo nuevo a los consumidores.

Las entregas suelen coincidir con la estación del año, al menos en la medida de lo posible, porque las temporadas de la moda no están sincronizadas con este formato concreto (como se explica en el primer párrafo). De la colección de Primavera/Verano, por ejemplo, se entregan primero las prendas de primavera y después las de verano. Y de las colecciones de Otoño/Invierno, primero llegan las chaquetas más ligeras y después los abrigos de invierno, las bufandas y los gorros. Así pues, las colecciones de moda se van acumulando.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: Colección SS23 de Ampère. Fotógrafo: Tim Buiting.

3. Cómo se crea la colección de una marca de moda: desde el diseño hasta la producción, la logística, la distribución y la venta al por menor.

3.1 La fase de diseño - todo empieza por la inspiración

En las marcas de moda, el estilo y el diseño determinan el aspecto de la colección.

A menudo, el proceso preliminar consiste en estudiar las tendencias de pasarela, marcas destacadas, las grandes ciudades de la moda y sus calles, previsiones de tendencias de los principales pronosticadores como Lidewij Edelkoort y referentes del color como Pantone y WGSN (las previsiones de tendencias comienzan unos dos años antes de que la ropa llegue a las tiendas), y en los nuevos materiales. Se encargan muestras de telas a los fabricantes y se crean moodboards.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: telas de Workingmenblues. Imagen: Workingmenblues

"Nuestro equipo de diseño empieza con un tema", explica Kuijpers. "En Ampère, nos basamos en un artista del pasado. Para este invierno (FW23), es Hilma af Klint. Sus diseños y pensamientos abstractos se incorporan en nuestra colección. Por supuesto, el consumidor nunca va a ver eso, pero si empezamos a contar la historia, la va a ver reflejada en siluetas y frases, por ejemplo". Ese tema también sirve de guía durante el proceso de diseño, añadió. "Una vez que determinamos el tema, empezamos a diseñar los tejidos que se ajustan a él, y sólo entonces diseñamos las prendas. Así que primero hacemos un plan de colección y luego determinamos los estilos", continuó el copropietario de la marca de ropa masculina.

Diseño de la colección. En esta fase se crean los diseños y se eligen los tejidos, los colores y las formas. A continuación se establecen los estilos.

Una vez que la colección está sobre el papel, siguen unos cuantos pasos más antes de que comience la producción real de las prendas.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: Ampère SS23, Los tejidos seleccionados y los bocetos (diseños). Fotógrafo: Tim Buiting

3.2. Patrones/archivos técnicos y recogida de muestras

Una vez diseñada la colección, se elaboran los patrones preliminares, o archivos técnicos, como los llama Kuijpers, así como los modelos de prueba de las prendas, y se fija un precio (más adelante, en el apartado cinco, se hablará de los precios). A continuación, hay que vender la colección.

En profundidad

Los prototipos también se conocen como muestras (prendas de prueba). Las marcas de moda utilizan estos prototipos para evaluar, mejorar y ajustar sus diseños concebidos cuando es necesario. Las prendas de muestra se prueban con modelos ajustados para ver cómo se sientan, caen y se ajustan los artículos. A menudo se hacen ajustes. Por ejemplo, una marca de moda puede decidir estrechar o ensanchar el talle de la cintura para mejorar el ajuste, o decidir acortar o alargar ligeramente el dobladillo de una prenda para que simplemente quede más bonita. Después de la sesión de pruebas, los prototipos se envían de vuelta para mejorarlos, tras lo cual vuelven de nuevo y se espera que sean aprobados. Las sesiones de prueba continúan hasta que los patrones son perfectos y las prendas pueden entrar en producción.

En la marca de moda masculina Ampère, el proceso es el siguiente: "Preparamos las fichas técnicas con las tablas de tallas y las instrucciones de fabricación (para la fábrica de confección, que producirá las prendas). A continuación, enviamos los modelos a nuestra fábrica de prêt-à-porter y pedimos todos los materiales necesarios. Tenemos el "prototipo uno" hecho con un tejido que está disponible y es similar al tejido final que tenemos en mente, que normalmente aún no está disponible porque todavía está en producción. Este 'prototipo uno' sirve principalmente para comprobar el ajuste", dice Kuijpers. "Nos fijamos en cómo cae, si nos parece que el estilo es genial o si queremos ajustarlo. A veces hay un 'prototipo dos', pero preferimos hacer la muestra del vendedor directamente, por razones de ahorro de costes, rapidez, tiempo y desde un punto de vista ecológico". La muestra para el vendedor es el objetivo final de la fase de desarrollo, concluye Kuijpers.

Ampère, como la mayoría de las marcas de moda, acude a una feria con sus muestras para el vendedor. En el sector de la moda, las ferias dan el pistoletazo de salida a la nueva temporada para las marcas de moda y los minoristas. En el salón, las marcas de moda presentan sus nuevas colecciones a los minoristas independientes y a los compradores de los grandes almacenes, por ejemplo. Las muestras sirven de escaparate.

Por otra parte, estas muestras también pueden exponerse en un showroom, en lugar de en ferias. Un showroom, ya sea propiedad de un agente comercial o de la propia marca de moda, es un espacio comercial destinado a exponer las colecciones. Los showrooms suelen abrir sus puertas (casi) simultáneamente a las ferias, donde los minoristas y compradores pueden visitarlos, con o sin cita previa. "Con Ampère, estuvimos en una feria la temporada pasada. La próxima temporada estaremos en el showroom de nuestro agente representante en París", señala Kuijpers.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: Exposición de Ampère con muestras SS23 en Pitti Uomo. Fotógrafo: Tim Buiting.

La colección de muestras debe estar lista para vender la colección

"Lo ideal es tener las muestras para vendedores terminadas, como tarde, un mes antes de la feria de ventas [o showroom]", explica Kuijpers. "Porque, después, todavía hay que crear el programa de marketing, para presentar toda tu historia, incluido el lookbook, en la feria".

En un lookbook, las marcas de moda muestran su colección y sus artículos de una forma bonita y visual, para lo que se suele organizar una sesión de fotos. El lookbook de Ampère también incluye información sobre el producto y el diseño de cada prenda. Para la exposición [o showroom], también se determina el precio de venta al público recomendado (el precio que se paga en las tiendas como consumidor) y el precio de venta al por mayor (el precio de compra para los minoristas) (más información sobre la estructura de precios de una prenda en el apartado cinco). A partir de estas muestras, la marca de moda vende su colección a los minoristas.

Después de las ferias, comienza la temporada de venta para las marcas de moda y la temporada de compra para los minoristas. A partir del muestrario, cada minorista decide qué prendas y versiones (colores, tejidos, etc.), o estilos, quiere vender a los consumidores en su tienda.

"A menudo, seguimos recibiendo comentarios de los minoristas [sobre nuestros diseños] a partir de nuestras muestras para ventas", explica Kuijpers. "Cuando termina la temporada de ventas (y los minoristas, por tanto, se han suscrito a la colección) nos sentamos con el equipo de desarrollo de productos para repasar los comentarios. Y entonces decidimos qué ajustes vamos a seguir haciendo y cuáles no".

Y continuó: "Entonces creamos un PPS, que es la abreviatura de muestras de preproducción. Estas muestras son las que conducen a la producción. Se cuelgan en la fábrica al principio de la línea, por así decirlo, para que la producción [de ropa] siga su ejemplo. Entre la producción elegimos los artículos, que pasan por el control de calidad, para decidir si son lo suficientemente buenos para enviarlos [a los minoristas]".

Esto nos lleva a la fase de producción de ropa.

3.3 Fase de producción de la confección

Una marca de moda emite una orden de producción a un fabricante de ropa.

Fabricantes de moda

La ropa la confeccionan fabricantes o talleres por encargo de marcas y empresas de moda.En este punto comienza la producción.

En una fábrica de prêt-à-porter, la confección se divide en un gran número de operaciones distintas, como el corte y la costura. Para el corte, las tallas son más o menos fijas y se crean a través de patrones de diferentes tamaños. Al utilizar tallas estándar, la producción en masa es más fácil y barata. El ensamblaje de una prenda y el procesamiento posterior a menudo siguen requiriendo la manipulación humana. Normalmente, diferentes trabajadores textiles se encargan cada uno de una pequeña parte de la prenda. Hay quienes insertan cremalleras todo el día, otros hacen ojales o cosen paneles traseros. Esta es la forma más eficiente de trabajar y suele tener una razón práctica: suele haber un tipo de máquina para un tipo de acabado u operación.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: Fábrica Working Man Blues. Propiedad: Workingmenblues.
Imagen: Fábrica Working Man Blues. Propiedad: Workingmenblues.
Imagen: Fábrica Working Man Blues. Propiedad: Workingmenblues.

Tamaño del pedido

El tamaño del pedido depende de varios factores, como la capacidad de producción del proveedor y el país de producción. El número de artículos producidos a partir de una prenda también depende de otros factores, como el tamaño de la marca de ropa.

Una marca de moda consolidada en el segmento medio, con cientos de puntos de venta en Europa, por ejemplo, fabrica entre 500 y 1.000 unidades de un artículo. Ampère, que todavía es una marca de moda pequeña y joven, fabrica 150 piezas de una camiseta por color, y produce "solo" 50 piezas de una chaqueta de gama alta, dijo Kuijpers.

La cantidad de prendas que se produzcan también depende del nivel de tendencia del artículo. Con los artículos más a la moda, hay más riesgo de que no gusten a los consumidores. Por ello, las prendas que siguen tendencias suelen fabricarse en menor volumen que las básicas.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: Factory Working Man Blues. Property: Workingmenblues.
Imagen: Fábrica Working Man Blues. Propiedad: Workingmenblues.

Acuerdos de precios

Las marcas de moda llegan a acuerdos de precios con los proveedores cuando hacen un pedido. El coste de producción de una prenda depende de muchos factores, como el tamaño del pedido, todos los precios de los materiales y todas las operaciones necesarias (por ejemplo, el coste de la mano de obra, desde el ensamblaje de la prenda hasta el procesamiento posterior), afirmó Kuijpers desde su puesto como fabricante de ropa Workingmenblues.

Cuantas más piezas de una prenda se fabrican, más barato es el pedido "El tamaño del pedido es un factor decisivo en lo que respecta al precio", informa Kuijpers. "Cuanto mayor sea el pedido, más se puede negociar un precio más bajo".

Las prendas de moda suelen ser más caras porque se fabrican en menor número, pero el coste de diseño y producción es igual que el de fabricar un número mayor.

También suele haber una cantidad mínima de pedido exigida por los fabricantes.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: Fábrica Working Man Blues. Propiedad: Workingmenblues.
Imagen: Fábrica Working Man Blues. Propiedad: Workingmenblues.

¿Cuándo se emiten los pedidos?

Las marcas de moda publican los números de pedido (es decir, el número de prendas que quieren que se produzcan) a mitad o después de la ronda de pedidos previos. Algunas marcas de moda incluso lo hacen sólo después de la fecha límite de pedido (léase: el final de la temporada de venta). Las marcas de moda suelen aumentar los pedidos en un porcentaje para tener algunas prendas en stock. Ese stock extra está destinado a los minoristas que quieren volver a hacer pedidos en temporada, por ejemplo cuando un artículo se vende muy bien o se agota antes.

¿Cuánto tiempo se tarda en producir la ropa? ¿Cuál es el plazo de entrega?

Una vez que se introducen los pedidos de producción, se fabrican las prendas. La revista neerlandesa RetailTrends señala en su artículo que los pedidos de producción suelen tardar entre dos y tres meses en estar listos, y añade: "Así es como los minoristas pueden perseguir a H&M y Zara". Kuijpers también lo confirmó desde su papel de fabricante de ropa. "Para las producciones más pequeñas, nos tomamos al menos cuatro semanas, y para las más grandes, seis", señaló. "En China pueden hacerlo en 90 días, en Europa es un poco más lento. La producción tarda hasta ocho o diez semanas, e Italia, por ejemplo, hasta 12 semanas, o tres meses".

"Hay un creciente interés por producir en Europa,” coincidió Kuijpers al ser preguntado, "pero la realidad es que China es muy buena [en la fabricación]. A pesar de la distancia, China es más rápida. Todas las materias primas están allí y el país tiene la experiencia".

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: Fábrica Working Man Blues. Propiedad: Workingmenblues.

3.4 Logística / Transporte

Cuando los pedidos de producción están listos, hay que distribuir las prendas desde todo el mundo. Las colecciones van a los centros de distribución o almacenes de las marcas de moda. Ahora que sabes que la producción suele tener lugar en Asia (y en países como China), y las ventas a menudo en la UE y/o Estados Unidos, entiendes que hay mucho transporte de por medio. Existen diferentes medios de transporte, que se eligen en función de las rutas a cubrir, los costes y el tipo de productos.

Las marcas de moda utilizan el transporte marítimo (contenedores en un barco), a veces el ferroviario, el aéreo (avión) y, por supuesto, el de mercancías (camiones). Según Workingmenblues, en Europa la ropa suele transportarse en camión. "Desde China, se sigue haciendo mucho por avión", dice Kuijpers. El envío de un cargamento de vaqueros desde Bangladesh o China hasta el puerto de destino de la UE, Hamburgo (Alemania), tarda unos 30 días. La ropa que tiene que llegar a los Países Bajos desde el Lejano Oriente por vía marítima puede tardar hasta un mes y medio en transitar. Según Kuijpers, un avión desde Asia, con los trámites aduaneros incluidos, suele llegar en una semana. El avión es más caro que el transporte marítimo, pero es más rápido. "El tiempo también juega un papel importante en la elección del transporte", señala Kuijpers. "A menudo se elige la velocidad, y por tanto el avión.

A menudo, las marcas de moda también contratan un seguro para el transporte y a veces hay que pagar los derechos de importación —como el de China a la UE, por ejemplo—.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen que ilustra el transporte marítimo. Vía Pexels.

3.5 Distribución y retail

Una vez terminada la producción, llega el momento de la distribución a los puntos de venta de las marcas de moda y, a continuación, la fase de venta al por menor: vender las prendas a los consumidores.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: Fábrica Working Man Blues. Propiedad: Workingmenblues.

4. ¿Cómo es la agenda de una marca de moda?

La mayoría de los diseñadores y marcas de ropa empiezan a desarrollar sus colecciones con más de un año de antelación. Entonces, ¿cómo es ese calendario o agenda?

Depende de la renovación de la colección: el número de colecciones/temporadas de moda al año y el número de entregas y, como ya sabe, varía según la marca (véase la sección 1).

La marca de ropa masculina Ampère da los últimos retoques a la colección de Otoño/Invierno del año siguiente en septiembre. "Empezamos a trabajar en FW23 en mayo", explica Kuijpers. "Idear el tema, hacer los diseños, luego las fichas técnicas, sacarlas y comprar los tejidos para SMS al mismo tiempo, en junio. Recibo las primeras muestras en septiembre, porque lleva mucho tiempo, demasiado en mi opinión. De septiembre a noviembre, hacemos el prototipo uno y posiblemente el prototipo dos y en noviembre SMS para tenerlos antes del 1 de diciembre. Porque en enero llega la nueva temporada de exposiciones y para entonces tenemos que tener lista la historia de marketing".

December is then the peak moment for Randy Hoogeweegen, owner of Amsterdam menswear shop About and co-owner Ampère, who then organises the photo shoot and creates the lookbook. Sales of the AW23 collection will take place in January and February. "Sales close in the first week of March," Kuijpers continued. "Then we start entering orders with fabric suppliers, inform the fabric manufacturers and then production is started."

En marzo de 2023, Ampère presentará los pedidos al fabricante de ropa para el FW23. "Entonces tenemos marzo, abril y mayo para la producción. Se podría pensar que se puede entregar en junio, pero eso no siempre funciona", dice Kuijpers, sonriendo. "Para los minoristas, la colección FW23 llega en junio/julio. La primera entrega de jerséis y camisetas está ahí para mediados de julio, así como las piezas NOS y dos piezas interesantes para dar cuerpo a la imagen en la tienda. Y la segunda entrega llega en la primera quincena de septiembre, aunque muchas marcas lo hacen en agosto. En septiembre, los minoristas tendrán toda la colección [Ampère] en la tienda, incluidas las prendas exteriores".

Luego viene la colección para SS24. "Lo ideal es adelantar un poco la planificación", explica Kuijpers. "Decidir el tema en noviembre de 2022, empezar a diseñar en diciembre y terminar todos los archivos técnicos a mediados de enero. Entonces empezaremos a encargar los tejidos y a fabricar los prototipos". Mientras tanto, se fabricarán las telas para SMS. Si las telas para el SMS están listas en marzo, entonces se podrán hacer los prototipos finales o ya estará listo el SMS. El SMS tiene que estar terminado a finales de abril, para que podamos trabajar en la campaña de marketing en mayo".

La temporada de ferias comienza en junio, y la venta de la nueva colección a los minoristas tiene lugar en junio, julio y agosto de 2023. "Después, se introducen los pedidos con los proveedores de tejidos, los fabricantes de telas y luego se lleva a cabo la producción. La SS24 llega a los minoristas en enero y marzo de 2024 y se vende entre junio y julio. Durante el mes de agosto, la colección es sustituida gradualmente por FW".

Ampère -que tiene dos colecciones al año y dos entregas por colección- trabaja en tres o cuatro colecciones a la vez por año natural, si se cuenta la temporada de ventas. "En este momento, estamos recibiendo los pedidos adicionales de los minoristas de la colección FW22", dijo Kuijpers. "La temporada SS22 ha terminado, aunque todavía tenemos que hacer un balance de lo que nos queda de ella y decidir qué hacer con el stock restante". Mientras tanto, la marca de ropa masculina está trabajando en la SS23 y FW23, y la colección SS24 comenzará en noviembre. En resumen: "Hay que ser bueno en la planificación", afirmó Kuijpers.

El texto continúa debajo de la imagen:

Imagen: Ampère SS23. Fotógrafo: Tim Buiting.

5. Estructura de precios de una prenda

¿Cómo se determina el precio de una prenda?

El precio total que se paga por una prenda en la tienda es el precio de venta al público recomendado o precio de venta al público. Ese es el precio original que aparece en la etiqueta del precio.

El precio de venta al público puede ser de cinco a diez veces superior al precio de producción de la prenda. "Lo ideal es que tu precio de producción sea una quinta parte del precio de venta al público, incluido el IVA", explica Kuijpers. "Para un abrigo de 500 euros, tu precio de producción debería ser inferior a 100 euros".

En el precio de producción influyen, entre otras cosas, el coste de los tejidos (en bruto) y la mano de obra para el montaje de la prenda y, a veces, el tratamiento posterior, como el lavado de los vaqueros. Cuanto más mano de obra se requiera para la producción, mayor será el precio. Un pequeño aumento de los costes de producción puede tener un gran efecto en el precio de venta al público. Un botón o una cremallera adicionales suelen encarecer rápidamente el precio para los consumidores.

El precio de venta al por mayor es el importe que el minorista paga a una marca de moda por la compra del artículo. Este precio al por mayor se compone del coste de producción, así como del transporte, el seguro, los costes de importación y el margen de la marca de moda. Este último es el dinero que la marca gana [por la venta de esta prenda al minorista].

Para determinar el precio de venta al público recomendado, se utiliza un margen de beneficio. En el sector de la moda, éste es, por término medio, de 2,5 a 2,7. Esto significa que un pantalón con un precio de compra al por mayor de 20 euros tiene un precio de venta al público de 50 euros o 54 euros (20 por 2,5 o 2,7). Un abrigo de una marca de moda algo más cara cuesta 200 euros y se vende al por menor a 500 o 540 euros. Esta cifra de cálculo la determinan las marcas de moda y, por tanto, no es fija, aunque, según Kuijpers, el 2,7 es habitual hoy en día.

El precio de venta al público recomendado incluye un porcentaje para las rebajas y el margen de venta al público, es decir, el beneficio que obtiene el minorista al vender la prenda al consumidor. Un minorista incurre en muchos costes. De los 54 euros de esos pantalones o los 540 euros de esa chaqueta, por ejemplo, sale mucho, empezando por el 21 por ciento de IVA. El minorista también tiene que pagar los salarios de su personal, tiene el alquiler de la tienda, etc.

También puedes leer:

Fuentes:

  • Entrevista a Aleks Kuijpers, propietario de la empresa de diseño y producción Workingmenblues y copropietario de la marca de ropa masculina Ampère, en la sede de Ámsterdam en septiembre de 2022.
  • Estudio de TMO Fashion Business School tomado por la autora de este artículo, y concretamente del libro "Mode-Adviseur" de Mirjam van den Bosch, Astrid Hanou y Hans van Otegem, editorial Stichting Detex Opleidingen, 2003, segunda edición.
  • Artículo de TheFashionTechFashionista.COM 'Fashion Seasons Explained: How It Started & How It's Going In 2022 And Beyond', noviembre de 2021.
  • Artículo "Is dit Fast Fashion?" de Rens Tap/Modint, y en concreto el diagrama 'Características del proceso en los diferentes niveles de cooperación de la cadena'. Fuente TMO.
  • Informe de McKinsey 'Is apparel manufacturing coming home?', autores Johanna Andersson, Achim Berg, Saskia Hedrich y Karl-Hendrik Magnus, octubre de 2018.
  • Artículo de Retailtrends "Zo kunnen retailers H&M en Zara achterna", julio de 2016.
  • Contenido del archivo de FashionUnited de los autores Don-Alvin Adegeest, Nora Veerman y la revista impresa (las publicaciones originales suelen encontrarse en el texto del artículo enlazado).
CHINA
collectiones
CONTEXTO
MODA
precios
produccion