Cómo la industria textil de China está saliendo de la pandemia

La industria china del vestido se ha visto muy afectada por la crisis del corona, no sólo en lo que respecta a la producción, en la que China sigue siendo un importante protagonista mundial, sino que también el mercado interno se ha visto afectado por los cierres de tiendas y el confinamiento. ¿Cómo se encuentra la industria textil china hoy en día? ¿Qué novedades están surgiendo y cómo se están comportando los consumidores chinos? FashionUnited habló con Chen Dapeng, presidente de la Asociación Nacional de Confección de China y presidente de la feria de moda Chic. Mantiene una perspectiva confiada y lanzó Chic Shenzhen esta semana, la primera feria "offline" que se celebra en China después de la pandemia.

¿Cuál es la situación actual de la industria de la ropa china? ¿Está operando ya a la misma capacidad que antes de la crisis?

Chen Dapeng: El repentino brote del coronavirus ha alterado el ritmo y el orden habituales de la industria de la ropa. Problemas tales como un consumo débil, tiendas físicas cerradas y la logística han creado una presión inmensa y han desafiado el desarrollo de la industria.

Con el control efectivo de la epidemia en China, el mercado se está recuperando gradualmente. Más del 90% de las empresas de confección han mantenido el nivel de su producción y las cadenas de suministro se han recuperado en general. Sin embargo, el comercio exterior se ve gravemente afectado por la contracción de los mercados internacionales y las empresas orientadas especialmente a la exportación se enfrentan a tiempos difíciles.

¿Qué tan afectada está la industria china de la confección por las cancelaciones, los recortes de pedidos y los incumplimientos de pago de sus clientes extranjeros?

Debido al brote del coronavirus, los principales mercados de exportación de prendas de vestir, como los Estados Unidos, la Unión Europea y otros mercados, tuvieron que cerrar, y la demanda de los consumidores ha disminuido considerablemente a nivel internacional. Esto ha llevado a un aumento repentino de cancelaciones o demoras en los pedidos de los clientes europeos y americanos desde mediados de marzo. Los pedidos de exportación de prendas de vestir y el número de nuevos pedidos disminuyeron considerablemente, lo que tuvo un efecto sin precedentes en los exportadores chinos. Según las estadísticas de la oficina de aduanas de China, de enero a mayo de 2020, las exportaciones de prendas de vestir y accesorios ascendieron a 38.210 millones de dólares estadounidenses, lo que supone una disminución del 22,8 por ciento con respecto al año anterior. Con la fuerte reducción de los pedidos internacionales, la mayoría de las empresas de exportación de prendas de vestir de China se encontraron con una importante disminución de la carga de trabajo, y algunas empresas tuvieron que compensar con descansos y rotación; algunas empresas de exportación más pequeñas se enfrentan a una tremenda presión para sobrevivir.

En los últimos años, la industria china de la confección ha pasado de la producción en masa a una producción altamente especializada. ¿Es esto una ventaja en la situación actual?

Frente a un entorno totalmente nuevo, la industria de la ropa china se ha enfocado cada vez más en el producto en los últimos años. Se han hecho esfuerzos para mejorar la adaptabilidad de los productos en función a los cambios en la demanda de los consumidores, desde diversos aspectos como la innovación tecnológica, de diseño, de gestión y de servicios. Las empresas están tomando activamente en consideración la estética de la moda, la funcionalidad y la protección ecológica y ambiental para satisfacer la demanda de los consumidores.

Mientras optimizan continuamente el producto, también prestan especial atención a una nueva generación en tecnología de la información. En este proceso, las empresas están adoptando modelos de personalización en masa y fábricas de producción inteligente, y el nivel de fabricación ajustada, flexible y orientada al servicio en la cadena de suministro está mejorando constantemente. La industria no sólo está superando las dificultades actuales, sino que también está sentando una base sólida para la próxima transformación y actualización.

¿Cómo cree que la crisis actual afectará al abastecimiento mundial?

La crisis actual tiene un impacto de gran alcance en las adquisiciones mundiales. Se dará más importancia a la proximidad geográfica, la diversificación y la flexibilidad, lo que sin duda acelerará el ritmo de la reconstrucción estructural de la cadena de producción e incluso impulsará la relocalización mundial y la transferencia de cierta capacidad de producción. Sin embargo, el cambio no será tan radical y el alcance no será muy amplio a corto plazo. La cadena de producción y distribución mundial sigue la lógica del desarrollo industrial y comercial, y su evolución en las condiciones del mercado también llevará tiempo. Para algunos países no es tan sencillo reubicar empresas de China. Las ventajas de la industria textil general de China siguen siendo evidentes, y su posición no cambiará a corto plazo.

¿Jugará la proximidad geográfica un papel más importante en el futuro? Con respecto a China: ¿Los productores chinos se centrarán en el mercado interno en el futuro?

Durante el brote de la epidemia, nuevos modelos de comercialización como el streaming en directo y la comercialización comunitaria compensaron eficazmente el vacío causado por la pérdida de canales offline. Este es el poder de la innovación continua del sector del e-commerce de la moda en China. De hecho, con el avance de la tecnología y los nuevos requisitos para el desarrollo industrial, el desarrollo digital de la industria de la ropa de China está pasando de la Internet de consumo a la Internet industrial. Ha comenzado la nueva era de la digitalización de la industria de las prendas de vestir: con el equipo inteligente e Internet industrial como núcleo, desde la investigación y el desarrollo hasta el diseño, el teñido y el procesamiento de los textiles y la fabricación del producto final, todas las partes de la cadena de suministro están pasando a la digitalización, las redes y la inteligencia artificial.

¿Cuál es el sentimiento actual de los consumidores en China? ¿Están comprando la misma cantidad de ropa que antes?

Al igual que en otros mercados del mundo, la epidemia tuvo un impacto masivo en el mercado de la ropa de China. Con la mejora de la prevención y el control de la epidemia a nivel nacional, el consumo de ropa comenzó a recuperarse en el segundo trimestre. Creemos que mientras la epidemia pueda controlarse eficazmente, la recuperación del consumo de ropa se acelerará en el tercer trimestre, y aún más en el cuarto.

En Europa, casi todas las ferias comerciales se han pospuesto hasta el año próximo. ¿Cuáles han sido las reacciones a su próxima edición Chic en Shenzhen en julio?

Muchas exhibiciones han sido pospuestas en China también. La edición de este año de Chic Primavera también tuvo que llevarse a cabo online en abril, pero afortunadamente, recibió una respuesta bastante buena. Vamos a celebrar Chic Shenzhen en julio, que es la primera exposición fuera de línea en China este año. Esperamos que pueda ayudar a las empresas con su desarrollo comercial y la colaboración dentro de la cadena de suministro. Hemos recibido una respuesta positiva de la industria, y para la mayoría de la gente será una muy buena oportunidad, ayudándoles a resolver problemas y superar dificultades. La industria necesita una plataforma para reunirse e intercambiar.

Este artículo ha sido previamente publicado por FashionUnited.uk y traducido y editado por Belén Bednarski

Imagen: Chic Shanghai / China National Garment Association

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO