La evolución del corte al bies en la unificación del género

Aunque volvió a aparecer en los titulares esta semana, la técnica del corte al bies, este ya había sido referencia en la Edad Media. En la era pre-tejida se usaba en la creación de calzas para mejorar el ajuste, y las tiras diagonales de tela se usaban regularmente para recortar las prendas con volantes y unir los dobladillos. Pero no fue sino hasta la década de los años veinte que pasó de ser una técnica complementaria a convertirse en la técnica estrella cuando la couturière francesa Madeleine Vionnet aplicó el corte a los vestidos de noche confeccionados en satén. Las estrellas más glamorosas del momento, como Jean Harlow, Greta Garbo y Marlene Dietrich, vistieron los diseños, el corte al bies pronto se convirtió en sinónimo de la sensualidad lánguida de los años 30 y el epítome de la feminidad.

Pero, ¿Qué es el corte al bies? El corte tradicional se conoce como “al hilo” y hace referencia a la dirección que debe tener la tela, en adherencia con el hilo que se encuentra vertical al orillo del tejido, conocido como urdimbre, y el hilo en dirección horizontal llamado trama. La técnica del bies se obtiene al cortar diagonalmente la tela en un ángulo de 45 grados en contra del recto hilo. El resultado de ir en contra de este patrón en forma de rejilla inherente crea todo tipo de propiedades interesantes, sobre todo una elasticidad y una caída natural que se habrían eliminado con el corte al recto. Lo malo es que, en las manos de un amateur, el corte al bies puede conducir a fruncimientos, costuras irregulares, tirones no deseados y prendas terminadas que parecen estiradas. Vionnet, quien rara vez dibujaba pero cubría sus ideas en un maniquí de madera a pequeña escala, colgó la tela cortada al bies en su estudio durante una semana para permitir que la gravedad hiciera de las suyas antes de comenzar a coser las piezas. Así ella se hizo conocida como la Reina del Corte al Bies.

La evolución del corte al bies en la unificación del género

La fuente del bies

Durante el resto del siglo XX, los diseñadores desde Ossie Clark hasta Halston y Jean Paul Gaultier se han inspirado en los esfuerzos pioneros de Vionnet. El tardío Azzedine Alaia una vez dijo, "Ella es la fuente de todo, la madre de todos nosotros", y su influencia nutritiva en su trabajo estaba en constante exhibición. Alaia no prestó atención a las tendencias, ni a las publicidades, organizó los desfiles de pasarela únicamente cuando lo deseaba, sin embargo según el Independent que lo describió como "el último de los modistos artesanos”, su ropa en Harrods superaba a la de los demás diseñadores internacionales. En el corazón de la artesanía de Alaia estaba el corte al bies. Lo empleó para diseñar los vestidos de diosa más conscientes con el cuerpo y esculturas de tela, que atraían a un ejército global de devotos desde estrellas de rock hasta las primeras damas y realeza. Piensa en el vestido rubí con capucha de Grace Jones que se amoldó como una segunda piel alrededor de su feroz forma antes de flamear sobre el suelo.

La evolución del corte al bies en la unificación del género

La impresión más indeleble del corte diagonal en la moda moderna ha sido elaborado por las tijeras de John Galliano. Él se topó con la técnica mientras cubría el tejido de manera experimental para su colección "Fallen Angels" en 1986. Alguien le sugirió que buscara los "orígenes" y su mundo se abrió. A lo largo de la década de los 90 y de los años 2000, sus colecciones epónimas y las creadas para Christian Dior se llenaron con fundas de crepé de vuelo satinado, vestidos acanalados de gasa con volantes, costuras diagonales impecables que serpenteaban alrededor de las caderas.

Un diálogo muy moderno

En un podcast lanzado esta semana junto con la colección de ropa para hombres de Maison Margiela Artisanal titulada “La memoria de ... con John Galliano”, el diseñador habla de su trabajo con el corte al bies casi como si estuviera evaluando una relación: “Hay un diálogo que se desarrolla con autenticidad, nobleza ... está vivo, te enseña y no puedes leer sobre él en un libro.”

Haga clic aquí para ver el video completo de la colección para hombres de Maison Margiela 'Artisanal. >>

El diálogo ha tomado un giro decididamente contemporáneo hacia el territorio inexplorado de la moda para hombres de alta costura. El corte al bies siempre ha implicado el lujo dado que requiere más tela y da como resultado más desperdicio que el corte regular. Algunos ejemplos de la técnica se han mostrado en los últimos años en las colecciones de moda rápida para hombres de diseñadores como Raf Simons y Jonathan Anderson, pero el trabajo de John Galliano en la colección Primavera 2019 de Maison Margiela trajo una nueva era para el corte al bies. Con capas hechas a la medida y con tweed a cuadros, polainas de PVC rosadas, corsés con estampados de animales y botas de vaquero, su visión artesanal es la capa y espada, provocativa, juvenil pero con reminiscencias y doblez de género. Al fusionar la técnica elogiada por crear fluidez, a lo que Galliano se refiere como su naturaleza “mercurial”, con ropa para los hombres a la medida, el diseñador ha encontrado la metáfora perfecta de cómo ha cambiado el tejido de la sociedad. Las relaciones, la sexualidad y la identificación de género ya no siguen el viejo tejido tradicional, sino que son personalizadas y únicas. ¿Qué es la feminidad hoy? ¿Qué es la masculinidad? El corte al bies atraviesa los sistemas binarios tradicionales para ofrecer una nueva simplicidad: elástica, liberadora e unificadora

La editora de moda Jackie Mallon también es educadora y autora de Silk for the Feed Dogs, una novela ambientada en la industria de la moda internacional.

Este artículo fue escrito originalmente para FashionUnited.uk. Traducido y editado por Alicia Carrasco Rozas.

Fotos: Primavera Verano 2019 Maison Margiela, Catwalkpictures; Madeleine Vionnet Negro/Blanco Albin Guillot /Roger-Viollet /AFP; Madeleine Vionnet vestido dorado Francois Guillot /AFP; Wikimedia Commons: Hombre cortando ropa North Carolina, Lewis Hine, U.S. National Archives and Records, NARA 518485; Obra de arte para el diseño de moda Madeleine Vionnet, Madeleine Vionnet, puristas de la moda (lesartsdecoratifs) -Will; Ilustración. Figurín de un vestido de Madeleine Vionnet visto por el delantero y la espalda. Fábrica de Bordados (Barcelona) Casa H. Estévez - Museo del Traje; modelo, posando en un vestido inspirado en Vionnet en la década de 1930, Biblioteca Estatal de Queensland, Australia, fuente flickr.com; Vestido de acetato gris Azzedine Alaia de 1986-1987 ellenm1

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO