• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Sostenibilidad: un creciente interés tanto en marcas como en consumidores

Sostenibilidad: un creciente interés tanto en marcas como en consumidores

Por Christin Parcerisa

22 de abr de 2022

Moda

Foto Pexels

El impacto que tiene la industria de la moda en el medio ambiente cada vez se ha vuelto más importante. Esto ha provocado que más marcas se enfoquen en la creación de programas de sostenibilidad para hacer una producción más responsable, e incluso por cambiar sus materiales y fomentar la reutilización y el reciclaje de sus prendas. De igual manera, los consumidores cada vez están siendo más cuidadosos con sus compras, dándole mayor importancia al impacto que sus decisiones tienen en el planeta.

Sin embargo, aún hay mucho camino por recorrer. La industria de la moda es responsable de entre el 8 y el 10 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero y del 20 por ciento de las aguas residuales. Para ver esto desde una perspectiva más específica, de acuerdo con la ONU, tan sólo la creación de unos pantalones de mezclilla tiene un serio impacto en el medio ambiente. Para realizarlos se utiliza un kilo de algodón y para producir esta cantidad de algodón se utilizan entre 7,500 y 10,000 litros de agua, que corresponden a lo que bebería una persona en 10 años.

De acuerdo con la consultora McKinsey and Company, el tema de la sostenibilidad aumentó considerablemente en las agendas de los inversionistas y reguladores, además de en la mente de los consumidores. Por ejemplo, dos tercios de los compradores de moda dicen que limitar el impacto en el cambio climático es ahora más importante para ellos de lo que era antes del Covid-19.

No obstante, pensar de manera sostenible en la industria va más allá de los gases efecto invernadero, la contaminación del agua o la degradación de la tierra. El impacto incluso está afectando la biodiversidad. De acuerdo con McKinsey, actualmente la biodiversidad está disminuyendo a la velocidad más rápida que jamás se había visto. Un millón de especies, entre 12 y 20 por ciento del total estimado de las especies marinas y terrestres, se encuentran en peligro de extinción.

Afortunadamente, cada vez más compañías de moda están actuando activamente para reducir su huella de carbono y luchar contra el cambio climático. Esto responde también a lo que los consumidores están esperando. La encuesta realizada por McKinsey en 2020 “La sensibilidad del consumidor sobre la sostenibilidad en la moda” reveló que el 88 por ciento de las personas cree que se debe prestar más atención a cómo reducir la contaminación. Además, mostró que los consumidores ya están realizando cambios en su conducta. 57 por ciento ha hecho cambios significativos a su estilo de vida para reducir su impacto ambiental y más del 60 por ciento está esforzándose por reciclar y por comprar productos que tengan un empaque amigable con el medio ambiente. Finalmente, el 67 por ciento considera que uno de los factores importantes para tomar una decisión de compra es si el producto usa materiales sostenibles.

3 firmas con nuevos esfuerzos a favor del planeta

Foto cortesía Ugg

Ugg

La marca californiana realizó una nueva propuesta la colección Icon-Impact. Ésta se encuentra fabricada a través de un proceso llamado “carbon offset”, en el que se generan o compran compensaciones para equilibrar el impacto ambiental generado al confeccionar estos insumos. Los tres modelos de la colección son de material suave terry cloth realizado con elementos sustentables. Por ejemplo, el material extra suave UGGplush Terry de la marca está fabricado con lana de origen responsable mezclada con TENCEL Lyocell, una fibra vegetal procedente de pulpa de madera regenerada certificada por el FSC con un soporte de poliéster reciclado. Por su parte, las suelas tienen una espuma llamada SugarSole que está fabricada con etileno derivado de la caña de azúcar renovable, a diferencia de la tradicional realizada con plásticos. Adicional a esta colección, la marca también lanzó el modelo genderless Classic Mini Regenerate que está compuesto por piel de oveja de doble cara procedente de granjas que practican la agricultura regenerativa.

La marca también se asoció con One Tree Planted para plantar 3 mil 950 árboles en el noroeste del Pacífico de EE.UU. y 10 mil en Inglaterra. Esta cantidad de árboles tendrá la capacidad de absorber seis millones de libras de dióxido de carbono o más en las próximas dos décadas.

La innovación en materiales también se lleva a los procesos, como la agricultura regenerativa, con la que ayudan a restaurar el suelo. Esto no sólo preserva la tierra para el futuro, sino que crea una mayor biodiversidad y aumenta las oportunidades para absorber carbono.

Foto cortesía Daniel Espinosa

Daniel Espinosa

El joyero mexicano reforzó su compromiso con la joyería sustentable a través de su campaña “Reutiliza, Repara y Recicla”. El programa consiste en que las personas pueden acercarse a las boutiques de Daniel Espinosa para darle una segunda vida a las joyas de la marca que ya tienen. De esta manera, se pueden reparar piezas en mal estado o bien renovarlas para adaptar diseños antiguos a las nuevas tendencias haciendo uso del material ya existente en la joya.

El programa se encuentra disponible en las tiendas de toda la República Mexicana. Incluso, si se realiza una cita el mismo diseñador revisa las joyas personalmente para ofrecerle al cliente una propuesta de cómo convertir una pieza de colecciones pasadas en una nueva creación. Por ejemplo, se pueden convertir aretes en broches o collares en pulseras.

Foto cortesía Levi's

Levi’s

La marca creó una colección que a su vez funciona como un laboratorio de investigación para desarrollar cada vez prendas más sostenibles. Levi’s Wellthread ha ido evolucionando en cada entrega para continuar reduciendo la huella ecológica de la marca y aumentar su circularidad. Su más reciente innovación se encuentra en el uso de tintes naturales hechos a base de plantas. Además, en la colección que se liberó este mes utilizaron algodón orgánico y de cáñamo algodonado regado con agua de lluvia y libre de pesticidas en todas las prendas.

Todas las piezas de la colección están hechas con tintes naturales y vegetales, tomando en cuenta que ningún producto esté en peligro de extinción. La marca compartió que este año lograron reducir notablemente tanto el uso de químicos, como de agua para el teñido y acabado de las prendas. El tinte color índigo es el lanzamiento principal de la colección, presente en chamarras y pantalones.

Además del cuidado del medio ambiente, la marca también está trabajando en la circularidad del lado social. Todas las prendas de esta colección están confeccionadas en una fábrica que cumple con la iniciativa “Worker Well-Being” (bienestar del trabajador) en donde se asegura un ambiente laboral seguro y un pago justo para cada trabajador a lo largo de la cadena de suministro.

¿Qué hay de la belleza?

El mayor impacto que tiene la industria de la belleza en el ambiente está en los empaques. Se estima que la industria genere alrededor de 120 mil millones de unidades de empaques de plástico al año, lo que contribuye a que se pierdan 18 millones de acres de bosques de manera anual. Además, tiene un impacto en el ambiente a través de la producción de carbono, el desperdicio de agua y el consumo de energía.

Una de los grupos que está realizando esfuerzos para combatir esto es L’Oreal. Por ejemplo, el 88 por ciento de la energía utilizada en sus sitios proviene de fuentes renovables. De acuerdo con su reporte de compromisos para 2030, desde 2005 el grupo ha reducido las emisiones de CO2 de sus plantas y centros de distribución en un 78 por ciento. En particular en México, han logrado un ahorro del 30 por ciento en el consumo de agua en su Planta Ciudad de México. En su planta de San Luis Potosí, además abrieron su primer Jardín Botánico.

dia de la tierra
ecologia
Moda Sustentable
SOSTENIBILIDAD