• Inicio
  • Noticias
  • Retail
  • Asos estaría cancelando pedidos por miedo a que baje el consumo de moda

Asos estaría cancelando pedidos por miedo a que baje el consumo de moda

Por Alicia Reyes Sarmiento

26 de jul de 2022

Retail |CONTEXTO

Imagen: Asos x Nordstrom, New York City

El pure player digital Asos está cancelando últimamente parte de sus pedidos de otoño con muy poca antelación, según han dicho algunos de los proveedores de esta plataforma al medio “The Mail on Sunday”.

El principal motivo parece ser la preocupación de la multinacional británica por que los compradores tengan que ver sacrificado su gasto en moda a consecuencia de la crisis del coste de vida que se avecina con motivo de la inflación provocada por la situación internacional actual.

Aunque, según este informe, las cancelaciones "no superan los niveles normales en este momento", todo apunta a que se han producido "algunos aplazamientos más" desde que se emitiera este juicio, una situación que podría empeorar de cara a las próximas semanas, pues según asegura a la mencionada redacción británica uno de los proveedores, Asos se habría “atascado”.

Se prevé un cambio en el sentimiento de los consumidores

Sin embargo, este estudio va más allá, al sugerir que la inflación y la devolución de artículos por parte de los compradores advierte cierto “cambio en el sentimiento de los consumidores”, sensaciones que están generando desconfianza al sector del retail más enfocado a los jóvenes consumidores, especialmente presionados por la situación.

Desde Asos justifican la situación remitiéndose a noviembre del año pasado, cuando, al compartir sus poco positivos datos de cierre de ejercicio, esbozasen una nueva estrategia que incluía medidas para comprar con plazos de entrega más cortos, una solución al excedente de inventario que vendrían dadas entonces por las dificultades en su cadena de suministro relacionadas con el aumento de los costes a la importación, la anulación de los aranceles impuestos a raíz del Brexit, la entrega de los pedidos y la inflación de los costes laborales.

"En este contexto, y en consonancia con la práctica normal del sector en esta época del año, hemos pospuesto un número limitado de pedidos. Valoramos las relaciones con nuestros proveedores y seguiremos trabajando estrechamente con ellos", continúan desde la empresa.

Caída en bolsa y pobres resultados

Todo esto, no debe sino entenderse como antecedida por la caída en bolsa de Asos que, hace menos de un mes, obligó a la compañía a reducir sus perspectivas de beneficios, no solo por la incertidumbre en el comportamiento de compra de los consumidores se refiere, sino también por los pobres resultados de su último tercer trimestre.

Además, debe tenerse en cuenta que el de Asos no se trata de un caso aislado, sino de un fenómeno al que se ve expuesto todo el sector del retail, pues en situaciones de dificultad económica, los bienes no considerados de primera necesidad, suelen encontrarse con un consumidor que racionaliza su gasto y, a consecuencia, evalúa muy minuciosamente a qué cuestiones destina su presupuesto.

Si volvemos al target de la plataforma británica, este aspecto se ve perjudicado por el segmento social al que se dirige, que no destaca precisamente por su solvencia económica, aunque, según una encuesta de Global Consumer Survey Report de Astound Commerce”, realizada a un millar de consumidores en Norteamérica, Europa (incluida España) y Oriente Medio, podrían verse beneficiados por el hecho de que la Generación Z (los nacidos entre 1997 y 2003) se inclinan por las compras online.

Estudios y anticipaciones aparte, por supuesto que solo en un futuro conoceremos el rumbo que tome el retail en este contexto de incertidumbre global.

ASOS